Las obras de la A-22 entre Siétamo y Huesca provocan afecciones en la circulación

El Ministerio de Transportes continúa avanzando en la ejecución de las obras de construcción de la autovía entre Lleida y Huesca

Vista de Siétamo desde la N-240

Vista de Siétamo desde la N-240 / EUROPA PRESS

Europa Press

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible continúa avanzando en la ejecución de las obras de construcción de la A-22, la autovía entre Lleida y Huesca, en el tramo Siétamo-Huesca. Para ello, y dado que las obras de la autovía se superponen con la carretera nacional N-240, es necesario desviar del tráfico de dicha carretera entre los puntos kilométricos 203,5 y 207, durante los días 18 y 19 de junio, a partir de las 08.00 horas.

Los trabajos del desvío consistirán en la creación de un paso alternativo en el punto kilométrico 207 a la altura de un paso de mediana de la futura autovía; el entronque de la N-240 con su nuevo trazado de reposición a la altura del punto kilométrico 203,5, también mediante paso alternativo; y finalmente, la conexión definitiva con la glorieta de Montearagón, ha informado el Ministerio.

En aras de garantizar la seguridad de los trabajadores y usuarios, y dada la naturaleza y características técnicas de las obras, se limitará la velocidad a 50 kilómetros por hora en el paso de mediana del punto kilométrico 207 y a 70 kilómetros por hora en el resto del desvío.

El desvío quedará señalizado como tramo en obras de acuerdo con la normativa vigente y tendrá una duración de ocho meses. Durante este tiempo, los principales trabajos a ejecutar consistirán en un muro de suelo reforzado en el punto kilométrico 6,2 de la obra; un ramal completo de acceso a Huesca-Este desde Zaragoza, incluyendo trabajos de desmonte, manto drenante, drenaje, terraplén, suelo seleccionado, estabilizado, mezclas asfálticas, sistemas de contención y señalización horizontal y vertical; el tronco de la autovía desde su punto kilométrico 8 a 8,9 y desde el 6,7 al 6,8 en calzada sentido Barbastro, incluyendo trabajos de tierras y firmes, drenaje, señalización y defensas; y la reposición de varios riegos.

La obra comprende la construcción del último tramo pendiente para la culminación completa de la autovía A-22 entre Lleida y Huesca, concretamente el tramo que conecta el enlace de Siétamo con la capital oscense.

El tramo de autovía tiene una longitud de 12.767,46 metros, discurriendo los últimos 4.000 metros como desdoblamiento por la margen derecha de la carretera N-240, en el tramo comprendido entre la localidad de Quicena hasta la conexión de la N-330 con la Ronda Norte de Huesca.