Política

Vox insiste en su ruptura con la alcaldesa de Huesca y lanza su propio Periferias

La ultraderecha presenta hoy su plan cultural alternativo al histórico festival que exigió suprimir, mientras el consistorio sigue inmerso en el proceso participativo

El portavoz del Ayuntamiento de Huesca, Ricardo Oliván: la alcaldesa, Lorena Orduna; y el portavoz de Vox, José Luis Rubió. | AYUNTAMIENTO DE HUESCA

El portavoz del Ayuntamiento de Huesca, Ricardo Oliván: la alcaldesa, Lorena Orduna; y el portavoz de Vox, José Luis Rubió. | AYUNTAMIENTO DE HUESCA / EL PERIÓDICO

Sergio H. Valgañón

Sergio H. Valgañón

La mala relación entre Vox y PP en Huesca vuelve a evidenciarse una vez más. La ultraderecha se adelanta hoy a las acciones del Gobierno municipal y presenta su propio festival sustituto de Periferas, con el que se acabó desde el consistorio oscense para que Vox apoyase los primeros presupuestos de Lorena Orduna. La distancia entre las dos derechas en el ayuntamiento altoaragonés se ensancha cuando se cumple un año de la llegada al poder de la alcaldesa oscense

La intención de Vox es presentar hoy, en rueda de prensa, una propuesta sustituta de Periferas. Lo hará en forma de moción, para que sea el Pleno municipal el que vote a favor de su programa cultural o busque otra opción diferente. El presupuesto destinado a esa futura cita cultural ronda los 130.000 euros, según consta en las cuentas municipales para el ejercicio de 2024. 

La propia ultraderecha exigió al Gobierno municipal, que tan solo tiene miembros del Partido Popular, la eliminación de Periferias para votar a favor de los primeros presupuestos. Una petición concedida por el equipo de Lorena Orduna, que también tuvo que ceder en materia de cooperación y ayuda al desarrollo, con una sustanciosa reducción del importe destinado desde las arcas municipales.Sin embargo, en este segundo apartado, Orduna ha recuperado parte de las cuentas y el Ayuntamiento de Huesca destinará más dinero a la cooperación. 

El movimiento de Vox en materia cultural llega cuando la consulta sobre el festival sustituto a Periferias solo acaba de comenzar. El consistorio oscense sigue trabajando en la fórmula definitiva que cambiará al histórico ciclo cultural por otras actuaciones, dirigidas sobre todo a los jóvenes de la capital altoaragonesa. El resultado de esa consulta a la ciudadanía no se conocerá hastas finales de 2025, cuando sea el propio Ayuntamiento de Huesca el que de a conocer la opción definitiva. 

El ayuntamiento cree que su plan «funciona» y el PSOE ve «nula gestión»

Día de balances en Huesca por el primer año al frente de la popular Lorena Orduna.El ayuntamiento cree que su plan «funciona» y considera que los oscenses tienen hoy «el lado más positivo de la gestión». Por contra, el principal partido de la oposición, el PSOE, solo ve «una nula gestión» y acusa a los populares de vivir «en la confrontación». 

La alcaldesa de Huesca compareció ayer ante los medios de comunicación y aseguró que los compromisos adquiridos al comienzo de la legislatura «se han cumplido o se están cumpliendo». En opinión de la regidora, su primer año al frente del consistorio ha sido«un gran año, un año de apertura y un año al que a Huesca se le ha dado la vuelta y así lo han dicho los oscenses porque hemos ganado dos elecciones más, es decir, el PP ha seguido ganando en Huesca y la apuesta de los oscenses sigue siendo clara». 

««La vivienda es una necesidad acuciante y, si no hay, se impide el crecimiento de la ciudad y que empresas puedan venir aquí porque sus empleados no tendrían vivienda, por eso se trabaja en paralelo con Desarrollo», remarcó Orduna, que recordó las actuaciones en relación al Jai Alai, al antiguo Seminario, que quiere reconvertir en Parador Nacional con el apoyo del Ministerio; o el impulso del campus biosanitario en la ciudad, su propio Plan de Turismo y el proceso participativo por el que los ciudadanos decidan qué hacer en sustitución del eliminado festival Periferias. 

No fue tan positivo el análisis del primer año por parte del PSOE. La portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento de Huesca, Silvia Salazar, aseguró que el primer año de Orduna ha sido de «gobierno municipal triste, lleno de futuribles y de proyectos a largo plazo, nada de planes, poca o nula gestión, mil fotos y mucha confrontación». Como resultado «la ciudad no ha progresado» y es que el nuevo equipo de Gobierno «no está gestionando», sin embargo Salazar destacó el «consenso» logrado por los socialistas en asuntos «importantes» para los oscenses.