Una de las novedades de esta Semana Santa de Zaragoza es que la cofradía de Cristo Abrazado a la Cruz y de la Verónica ha anunciado que ha encargado un nuevo paso que escenifique el misterio que da nombre a la misma.

El imaginero encargado de realizar el proyecto va a ser el joven zaragozano Víctor Carazo.

El proyecto sacado adelante por la Junta de Gobierno que preside Natividad Fauste y que fue aprobado en Capítulo cuenta con seis imágenes, frente a las dos actuales. Serán de vestir y estarán realizadas en madera de cedro real con un esquema compositivo en el que Cristo abrazado a la Cruz concentrará todo el protagonismo.

En la trasera aparecerá la Verónica con la Santa Faz impresa ya en su velo junto a otras dos mujeres, recreando el pasaje evangélico de Lucas en el que se señala que «le seguía una multitud del pueblo y mujeres que se dolían y lamentaban por él». La escena está previsto que se complete con dos soldados romanos.

Esta cofradía del Jueves Santo pretende que se haga en dos fases. Actualmente Carazo está trabajando en la primera, que incluye la talla de las imágenes del Señor abrazado a la Cruz, la Verónica y unos romanos.

Curiosamente, el nuevo paso de misterio no sustituirá al actual porque, tal y como señala esta hermandad, es la imagen fundacional, realizada en 1992 por el escultor granadino, afincado en Zaragoza, Daniel Clavero. Presidirá el Vía Crucis del Martes Santo y están valorando la idea de que participen los dos juntos en la procesión titular que comienza a las 11.30 horas del jueves de su sede titular, la parroquia de Nuestra Señora del Carmen y que finaliza ya de mediodía en la iglesia de Santa Isabel de Portugal, vulgo de San Cayetano desde donde se incorpora a la procesión general del Santo Entierro. 

Nueva publicación.