SEMANA SANTA DE ZARAGOZA

La Humildad celebra su Quinario y da la bienvenida a la cuaresma con Dulce Nombre de hebrea

En paralelo, la Virgen del Dulce Nombre de María ya está ataviada de hebrea.

Altar del Quinario del Señor de La Humildad.

Altar del Quinario del Señor de La Humildad. / EP

La iglesia conventual de Las Mónicas, en el corazón del zaragozano barrio de La Magdalena, acoge esta semana el Solemne Quinario en honor a Jesús de La Humildad. Comenzó el Miércoles de Ceniza y finalizará el domingo (a las 18.00 horas) con la de la Solemne Función Principal de Instituto. El viernes, esta cofradía del Domingo de Ramos vivirá un momento especial con la celebración de la misa a las 19.00 horas y al final de la misma la jura de reglas e imposición de medallas a los nuevos hermanos.

El equipo de equipo de mayordomía, con Víctor Carazo al frente, a renovado altar en el que el protagonista es, como no puede ser de otra forma, el Señor de La Humildad con su túnica lisa morada, la misma que empleó en su última estación de penitencia. El exorno floral elegido está compuesto, principalmente de clavel rojo y orquídeas. Está rematado por un bosque de velas al igual que el año pasado ha sido colocado en candeleros realizados por orfebrería andaluza Manuel de los Ríos e Hijos de Sevilla en alpaca plateada.

Todos los días antes de la Eucaristía se reza el ejercicio del quinario y después de la misma se celebra el solemne besamanos de su titular. Asimismo, se podrá venerar durante el horario de fotógrafos el sábado de 10.00 a 12.00 horas. Este quinario es una de las citas cofrades previas de la Semana Santa de Zaragoza en la que el resto de hermandades están ultimando sus ensayos de las secciones de instrumentos o de costaleros.

Virgen del Dulce Nombre en su capilla.

Virgen del Dulce Nombre en su capilla. / EP

En paralelo, la Virgen del Dulce Nombre de María, gubiada por el imaginero sevillano Francisco Berlanga de Ávila al igual que el titular del Señor, ya está ataviada de hebrea. Esta hermandad de raíces andaluzas continúa así con la tradición creada por el bordador y diseñador Juan Manuel Rodríguez Ojeda a principios del siglo XX con las vírgenes sevillanas de La Macarena y La Hiniesta.

En Zaragoza no es la única, ya que también lo realiza la hermandad de La Columna con Nuestra Señora de la Fraternidad en el Mayor Dolor, realizada por Pedro García Borrego, y que puede venerarse en la iglesia de Santiago.

Pulseras para la petalá

La Humildad ha lanzado este año una campaña para costear la tradicional petalá que realiza en la calle Doctor Palomar a través de una pulsera con un coste de 1,50 euros. Se vende en su casa de hermandad en horario de jueves de 18 a 20.00 horas, así como en sus ensayos de las secciones.