La plantilla del Casademont se entrenó este jueves en una sesión matutina de estiramientos y recuperación y por la tarde pisó la pista para ultimar detalles de cara a la semifinal que se juega este viernes contra el Pinar Karsiyaka. De esta manera, el base zaragozano Javi García aseguró que la escuadra de Luis Casimiro está «físicamente bien» y también «descansada» para afrontar de la mejor manera posible esta eliminatoria a cara o cruz. 

 El canterano del equipo aragonés explicó que precisamente en esa sesión vespertina estaban «pensando todos en el partido». El de est e viernes será, según describió, «duro y muy físico sobre todo». Pero al Casademont Zaragoza no le pilla por sorpresa, han estudiado al rival y están ya «concentrados», aseveró García al hablar del estado mental del equipo, que acumula buenas sensaciones de los últimos partidos de Liga y también del jueves contra el Nizhny Novgorod. 

Intentarán evitar que les pase como en este último partido, ya que en los primeros minutos el conjunto de Casimiro no logró encontrarse a sí mismo. En este sentido, el base aragonés apostilló que «el inicio del partido será muy importante» y siendo conscientes de esto tendrán que «salir con agresividad sobre todo porque ellos son muy físicos y es importante controlarles ese ritmo». A partir de aquí, tendrán que hacer suyo el juego. «Con nuestro dinamismo intentaremos contraatacarles», sentenció el joven.

Javi García también repasó la artillería pesada del rival, se centró sobre todo en que «tienen cuatro o cinco jugadores claves». Destacó como uno de los importantes al ex del Tecnyconta Sek Henry y a Raymar Morgan, que fueron también dos de los que mejores números registraron en su eliminatoria contra el ERA Nymburk. Ante estos, «hemos preparado nuestra defensa», afirmó con confianza.

Precisamente el estadounidense del Pinar Karsiyaka, Morgan, también tuvo algunas palabras sobre el conjunto zaragozano: «Es un equipo muy atlético, juegan arriba y abajo», aseguró haciendo referencia al dinamismo de los de Casimiro. Además, destacó que tienen «jugadores muy habilidosos en todas las posiciones» y que por eso mismo tendrán que cerrar la defensa y estar «preparados para ellos, lo intentan todo el tiempo». 

Por último, Javi García valoró la presencia de público en las gradas: «Es un aliciente incluso para nosotros, creo que nos va mejor que haya público porque al fin y al cabo motiva más», apostilló haciendo referencia a que no hay afición zaragozana, pero aún así les viene bien la presión desde la grada. En conclusión, el Casademont Zaragoza está «con ganas» de jugar y vivir esta oportunidad de hacer historia en la BCL.