Jaume Ponsarnau lamentó los errores que calificó de "endémicos" en su equipo y que llevaron al Casademont a una nueva derrota. "Hemos tenido una puesta en escena correcta. Hemos corrido. Había tres aspectos muy importantes: uno era el contraataque, nosotros hemos jugado más que ellos; rebote, pues ellos han demostrado tener problemas durante el año y solo les hemos cogido tres, nos han cogido muchos rebotes ofensivos; en el tema del robo hemos estado más o menos correctos, pero con miedo, eso nos ha restado fluidez en los ataques. Ellos han acertado en su plan defensivo, han creado dudas, nos han hecho cambiar el ataque, pero el momento clave ha sido el inicio del segundo cuarto, cuando Shurna nos ha acribillado. Nos hundimos, y cuando hacemos un error hacemos uno no, dos y esto es un problema endémico. Todas las sensaciones eran suyas y hoy hemos echado en falta a jugadores que nos dieron un poso en el rebote, en la dureza, en la valentía".

El técnico valoró positivamente el intento de su equipo de darle la vuelta al partido. "Hemos estado valientes y hemos remontado penetrando. Cuando se han parado ya no hemos encontrado el baloncesto, nos hemos parado, la gente estaba atenazada esperando a que pasarán cosas pero no encontrábamos líneas de pase. Nos ha faltado poso", señaló.

El catalán no quiso valorar posibles fichajes del equipo. "Esto no depende de mí. Lo que sí que depende es creer al máximo en los jugadores que tengo. Después de reveses como el de hoy seguro que mañana me voy a encontrar a un equipo dispuesto a mejorar, y ese es mi equipo y mi camino. Me preocupa que jugadores de los que necesitamos pocos puntos sacan pocos puntos y hacen pocos tiros, con escaso acierto. Ahí tenemos un problema pero lo que voy a hacer es trabajar", apuntó.