Kiosco

El Periódico de Aragón

CASADEMONT ZARAGOZA

Yusta: "Tenemos todas las papeletas para salvarnos nosotros mismos"

El jugador espera cambiar la dinámica para que la afición se sienta orgullosa del equipo

Santi Yusta, durante el partido frente al Gran Canaria.

"Jodidos" pero con la confianza de depender de sí mismos. Así están los jugadores del Casademont Zaragoza según ha explicado Santi Yusta en sala de prensa. El alero apela a los duelos directos y a la capacidad del equipo para sacarlos adelante, sobre todo los que contará con la ayuda de la afición. Aunque la situación no es agradable tampoco para ellos. "De primeras, estamos jodidos, obviamente. Somos los primeros que no queremos estar ahí, los primeros que queremos ganar. Pero bueno, seguimos con confianza, queremos hacer las cosas bien, tenemos muchos partidos directos y es en lo que tenemos que pensar, empezando por este fin de semana", ha indicado.

El Casademont depende de sí mismo. Y a eso se agarra el equipo. "Al final tenemos tres partidos clave, cinco en casa, tenemos todas las papeletas para pensar en nosotros y salvarnos nosotros mismos. Estamos confiados, entrenando bien y pensando en el siguiente partido", afirma Yusta.

El siguiente encuentro será este sábado ante el Joventut, que el pasado fin de semana ganó al Barcelona. "Va a ser complicado, es un equipo que está muy bien. Tenemos que jugar con la baza de la sorpresa, tenemos un nuevo entrenador, nuevas jugadas, caras nuevas, jugamos en casa, eso va a ser un poco de presión para ellos. Tenemos que salir con ganas, ambición y a llevarnos el partido", asegura.

De momento, los últimos cambios no han surtido efecto. "Al final vino un jugador nuevo, entrenador nuevo y cambian cosas. Es difícil adaptarse en tres o cuatro días pero lo estamos intentando, el entrenador ha venido a ayudarnos y estamos agradecidos, tenemos que ponernos en sus manos tácticamente y hacerlo en la pista", ha dicho Yusta. Para el madrileño la clave no está en cambiar. "Hemos cambiado ya muchas caras y ha ido bien y mal. No es cuestión de cambiar gente sino simplemente que los que estamos tener 100% de ganas y actitud y con eso valdría", indica.

El sábado, el Casademont Zaragoza contará con su gente. Y eso siempre es un plus para los jugadores. "Que la afición anime siempre es un plus. Tenemos dos partidos en casa claves para subir en la clasificación. También el del Betis la semana que viene, son rivales directos que tenemos que intentar sacarlos", asegura. Aunque la última jornada en casa acabó con la crítica del público, sobre todo a Jaume Ponsarnau, algo que el equipo quiere evitar con su juego y actitud.

"Si lo hacemos bien nada va a pitar, eso está claro. El último partido sí que fue un poco incómodo para todo el mundo porque ves que estás jugando y, lo hagas bien o mal, la afición te pita. No es plato de buen gusto. Sabemos que no lo estamos haciendo como ellos quieren, y nosotros tampoco, tenemos que cambiarlo y que se sientan orgullosos de nosotros. Que en esta recta final estén con nosotros", afirma.

Personalmente, las sensaciones de Yusta son cada vez mejores en la pista. "Al final después de la lesión que tuve, la segunda en año y medio, sí es cierto que la cabeza inconscientemente te frena un poco pero me estoy liberando, estoy ya más fuerte, con más sensaciones de competición y la verdad es que se está notando, en el último partido me sentí mejor y esperemos que siga así", concluye.

Compartir el artículo

stats