Kiosco

El Periódico de Aragón

Casademont femenino

Difícil, pero no imposible

El Casademont femenino deberá remontar 18 puntos ante el Cadí La Seu si quiere pasar a semifinales

Hempe, rodeada de rivales durante el partido de ida MIGUEL ANGEL GRACIA

Cantero lo tiene claro: «Es un partido de 80 minutos y solo estamos en el descanso. Remontar sería algo muy grande y estamos motivadas para ello». Con esta declaración de intenciones, el técnico del Casademont femenino afronta el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga Femenina Endesa, en el que las aragonesas deberán remontar los 18 puntos de renta que el Cadí La Seu se llevó del Príncipe Felipe el pasado domingo. Sabiendo de la dificultad pero sin renunciar a nada, las zaragozanas buscaráneste jueves (20.00 horas) la proeza en tierras catalanas.

En una temporada que está siendo histórica, las chicas de Cantero están convencidas de protagonizar un capítulo más. «El equipo está animado. Ni la derrota ni el modo en que se produjo consiguieron que se vinieran abajo», aseguró el técnico madrileño. «Fue más cabreo y enfado. Y esa rabia les digo a todas que tenemos que saber transformarla en cosas positivas», añadió el entrenador, que confirmó que, para intentar la machada, contará con todas sus jugadores disponibles (a excepción de la lesionada de gravedad Aminata Sangaré), aunque algunas no estarán al 100%. «El partido de ida fue durísimo y acabaron con muchos golpes. Hempe es la que está más magullada pero estará con nosotros», apuntó.

Pero, a pesar de esas molestias, la única idea en la mente de todo el equipo es la misma: el pase a semifinales. «Tenemos una desventaja importante que superar pero eso es parte de nuestra motivación». Y es que ningún integrante del conjunto aragonés tiene la idea de que la eliminatoria esté sentenciada. De hecho, el espejo donde mirarse está claro, ya que el Casademont venció en la primera vuelta a las catalanas por 29 puntos (71-42). «El precedente ahí está. Es cierto que se consiguió en una dinámica diferente y que el playoff es otra historia, pero sabemos que somos capaces», subrayó Cantero.

Lo cierto es, que, a pesar de las esperanzas palpables en el seno del equipo, muchas cosas tendrán que cambiar para que las aragonesas tengan oportunidades. «El Cadí La Seu no ha quedado cuarto por casualidad. Son un equipo duro, fuerte, con una rotación larga y físicamente superior, pero nosotras también tenemos nuestras armas», advirtió el madrileño, a sabiendas de lo complicado del reto. Un encuentro en el que Cantero espera que el arbitraje no vuelva a ser protagonista, como en el partido del Príncipe Felipe. «El aficionado quiere ver baloncesto y lo que va a ver es un buen espectáculo. Las principales protagonistas tienen que ser las jugadoras. Espero un partido duro pero que se juegue dentro de unos límites», comentó un Cantero todavía visiblemente enfadado.

Sin planes

Tal es el convencimiento en las posibilidades de remontada que posee el Casademont que Carlos Cantero quiso detenerse en un detalle. «Cuando me he clasificado para el playoff con otros equipos y nos ha tocado algún coco he visto a las jugadoras hacer planes, buscar vuelos, viajes...Aquí, y a pesar de la desventaja, nadie mira más allá del partido. Queremos que la temporada no acabe ya», manifestó el técnico de las zaragozanas. 

Así que, tras una temporada de matrícula de honor, un Casademont que desborda ilusión por hacer algo extraordinario, buscará el pase a las semifinales por primera vez en su historia. Un equipo que intentará borrar este jueves la palabra imposible del diccionario.

Compartir el artículo

stats