«Esto es todo, amigos. Muchas gracias al Casademont Zaragoza. Muchas gracias, afición. Ha sido un placer compartir el Príncipe Felipe con todos vosotros, Marea Roja. Muchas gracias familia y amigos por estar siempre ahí», escribió ayer Anna Cruz en su cuenta de Instagram en lo que parece una despedida del equipo aragonés. La que fuera campeona de la WNBA cierra su segundo curso en la capital aragonesa, después de llegar en diciembre de 2020 para reforzar al equipo en la primera temporada en la Liga Femenina Endesa.

También escribió en sus redes sociales Antonia Delaere. «La temporada no ha terminado en la fase que yo quería. Pero qué temporada hemos tenido. Hemos trabajado duro como equipo con el cuerpo técnico y por eso la marea roja ha crecido cada fin de semana más y más. ¡Nos han dado toda la rasmia que necesitábamos para poder competir todos los fines de semana! Quiero agradecer a mis compañeros de equipo y al personal por la increíble temporada. Gracias al Casademont Zaragoza ya la Marea Roja por hacerme sentir como en casa. Hasta que nos volvamos a encontrar…»