Kiosco

El Periódico de Aragón

CASADEMONT ZARAGOZA

Santi Yusta confirma que se queda y San Miguel quiere seguir

El madrileño tiene contrato para el próximo curso mientras que el capitán cuenta con una opción de renovación que depende del club

Rodrigo San Miguel y Santi Yusta, antes de la rueda de prensa de este lunes. ANDREEA VORNICU

Santi Yusta y Rodrigo San Miguel ven su futuro en Zaragoza, aunque sus situaciones son algo diferentes. Yusta firmó dos temporadas el verano pasado, por lo que tiene un año más de contrato que piensa cumplir porque ha estado «muy a gusto» en el equipo esta temporada. Mientras, San Miguel lo que firmó fue una renovación por una temporada con opción del club para ampliarla un año más, es decir, hasta el curso que viene. El zaragozano quiere seguir en casa, en su equipo, pero esa opción depende del Casademont.

Así lo explicaron ambos en la comparecencia que ofrecieron ayer para repasar todo lo sucedido, hacer balance y hablar del futuro. Yusta explicó su situación y que el hecho de tener contrato le hacía sentir una responsabilidad mayor. «Tengo un año más y eso me hacía tener más responsabilidad porque me quiero quedar aquí. Hubiera sido muy jodido bajar. Al final quería quedarme aquí y que el equipo siguiese en ACB. Lo he conseguido y siento alivio, alegría por quedarme un año más. He estado muy a gusto, me he recuperado aquí, he conseguido salir adelante con la lesión y quiero estar aquí otro año».

El capitán también relató su caso. «Yo tengo una opción de club, un más uno que firmé el verano pasado, y toca esperar lo que decidan en los próximos días o semanas. Ya lo he dicho muchas veces, soy feliz en Zaragoza, sufro mucho en Zaragoza, sufro mucho con mi club y ojalá pueda seguir más tiempo. Pero, como os digo, no depende de mí», señaló.

La intención del club es que el núcleo del nuevo proyecto lo conformen tres de los cupos que tienen contrato para el próximo curso, Santi Yusta, Dino Radoncic y Javi García. También tienen contrato en vigor Font, Okoye, Vanwijn y Hlinason. No obstante, la primera decisión importante de cara al futuro será determinar quién ocupará el banquillo, una vez que Sakota ya ha agotado su ciclo. A partir de ahí deberán ir llegando el resto de decisiones deportivas para el nuevo curso.

La responsabilidad

Lo más importante, tal y como explicaron Yusta y San Miguel, es que todo eso sucederá en la ACB. El zaragozano describió asimismo sus sensaciones como capitán en un final tan dramático. «Yo tenía como una mochila de responsabilidad. Al final soy de aquí, llevo cinco años contando los dos de mi primera etapa, y capitán. Tenía una mochila de mucha responsabilidad porque decía yo no puedo dejar a este equipo, pase lo que pase en el futuro, no sé si voy a seguir o no y no me importaba, pero no puedo dejar al equipo en LEB, no lo concebía. Después del partido de Andorra he pasado cuatro días tocado», indicó.

Los dos jugadores analizaron lo sucedido en esta campaña tan convulsa. «No hemos tenido nada de estabilidad y ha habido muchísimos cambios. Si miras la plantilla que empieza en agosto y lo que hemos acabado no tiene nada que ver, ni el quinteto que empezó, las piezas angulares que se presuponían, ha habido cambio de director deportivo, de entrenador, de roles dentro de los jugadores. Es complicado. Que lo entiendo porque cuando no funcionan las cosas todo el mundo quiere mover piezas para que haya una reacción», señaló San Miguel.

«Empezamos a perder, entramos como en un pozo muy grande y nos costó mucho salir, fuimos remando poco a poco, vino un nuevo director deportivo, un nuevo entrenador, seguimos remando y tampoco valía y bueno, sacamos alguna victoria buena en casa, vino Ferrari y nos dio un poco de alegría, con Mekowulu, ganamos tres seguidas y parecía que ya estábamos salvados pero no lo estábamos, otra vez casi al pozo... Han sido unos altibajos muy grandes», relató Santi Yusta.

Compartir el artículo

stats