Kiosco

El Periódico de Aragón

CASADEMONT ZARAGOZA

Un partido en tres pistas

«No supe nada hasta que faltaban ocho segundos», relata San Miguel

Los jugadores celebran la salvación en Murcia. ACB PHOTO

El Casademont Zaragoza jugaba en Murcia pero su salvación pasaba por Burgos y Andorra, principalmente, así que fue una tarde de multipantalla para los aficionados y también para el equipo. San Miguel y Yusta relataron ayer cómo vivieron ese final en el que la canasta de Shermadini a seis décimas del final dejaba a los aragoneses en la ACB. El Casademont no dependía de sí mismo pero, ¿era mejor saber o no saber lo que sucedía en las otras pistas?

«Yo que jugué los últimos minutos, no lo sabía», empieza San Miguel. «Yo sí», dice Yusta. «Le dije a Isaac, el prepa, y al fisio Javi, que ellos estaban con los móviles, les dije, no quiero saber nada, no me digáis nada. Nuestro partido tiene que ser este, tenemos que ganar y luego ya veremos. Como jugué los últimos minutos no supe nada hasta que quedaban ocho segundos, que estaba tirando los libres Kilpatrick, metió el primero y ahí sí que me dice Dino ‘estamos salvados, Rodri, da igual lo que pase’», explicó el zaragozano.

Yusta lo vivió desde otra perspectiva. «Yo estaba en el banquillo y, cuando quedaba minuto y medio, más o menos, ahí ya nos dijo el fisio y el prepa que había ganado Tenerife. Entonces los del banquillo estábamos más aliviados pero claro, no se lo dijimos a ellos para no condicionar nada. Y ya una vez vino Dino al banquillo ‘¿qué pasa?, ‘sí, ya está, pero no digas nada’», recuerda Yusta. «Dino no pudo callarse», aclara Rodrigo. «Con ocho segundos ya se lo dijeron a ellos», concluye Yusta.

Casi en el mismo instante en que Shermadini bailaba en Andorra para anotar la última canasta y dejar a uno de sus exequipos en LEB y al otro en la ACB, Rodrigo San Miguel certificaba la victoria en Murcia con un triple desde la esquina. «Me enteré porque he visto el vídeo, que debe ir casi todo unido, y también nos dijeron luego que cuando íbamos 19 arriba se estaban dando todos los resultados para estar descendidos. Por eso, como os digo, menos mal que nadie nos dijo nada, que nosotros jugamos nuestro partido porque este (señalando a Yusta) había metido nueve puntos seguidos y estábamos todos como ‘vamos, vamos’». «Y ahora toca perder, ¿te imaginas?», le dice Yusta. «Menos mal que todo pasó como pasó y ahora estamos aquí con una sonrisa y contentos», resumió San Miguel.

Los dos resumieron perfectamente el final: «No hemos hecho los deberes pero hemos salvado la temporada». «No es un título pero la sensación de adrenalina, de soltar todo, de alivio, que tuvimos cuando nos dijeron que ya estábamos salvados, se parece mucho», aseguró el capitán. Un sufrimiento llevado al límite que debe servir para reflexionar y aprender. Así lo entiende el zaragozano. «Todos en la plantilla, jugadores y técnicos, secretaría técnica, tenemos que hacer una reflexión sobre lo que ha pasado, sobre cómo hemos llevado el año para mejorar porque se sufre mucho donde hemos estado. Juegas con fuego, hemos jugado mucho con fuego este año. Creo que no es agradable para nadie por mucho que nos alegráramos todos el otro día», explicó San Miguel. «Hacemos borrón y cuenta nueva para el año que viene. A reflexionar y a seguir», concluye Yusta.

Compartir el artículo

stats