Kiosco

El Periódico de Aragón

Casademont femenino

Salir de casa para crecer

La aragonesa Zoe Hernández jugará este curso en el Ardoi navarro en busca del protagonismo que no ha tenido en el Casademont. «Quiero demostrarme a mí misma que soy mejor jugadora que hace dos años», asegura

Zoe Hernández, en una sesión de fotos para este diario Jaime Galindo

Un paso atrás para dar dos hacia delante. Así define Zoe Hernández su salida del Casademont Zaragoza para fichar por el Ardoi navarro, equipo de la Liga Femenina Challenge. Para la jugadora aragonesa no ha sido un paso fácil, ya que es la primera vez en su corta carrera que abandona su casa, pero sí un paso necesario. «Soy joven y necesito jugar. Lo fui hablando con mi gente durante la temporada pasada y creo que he tomado la decisión correcta», analiza Zoe.

Y es que la deportista, de 21 años, tan solo disputó ocho minutos por partido la campaña pasada. «Soy una persona competitiva y aunque estaba muy a gusto en el equipo, siento que todavía tengo que explotar, y para eso hace falta jugar más. No quería otro año como el pasado», explica la zaragozana. A pesar de ello, Zoe se va del Casademont sin «nada que reprochar a nadie, al revés». «Sabía en qué equipo y en qué Liga estaba, una de mucho nivel. He podido entrenar con compañeras de mucha calidad y estoy segura de que ahora soy una jugadora mucho más completa que la que era hace dos años», añade. Y precisamente es eso lo que quiere demostrarse a sí misma en un contexto diferente.

"Soy competitiva y siento que todavía tengo que explotar. Para eso tengo que jugar más minutos"

decoration

Porque a pesar de haber disfrutado mucho la pasada temporada, la aragonesa tenía miedo de que la falta de oportunidades frenara su progresión. «Entiendo a Carlos (Cantero), que cuando las cosas van tan rodadas es difícil hacer cambios. Hay que ser muy valiente», reflexiona Hernández, apenada por no haber podido reflejar en la pista «todo lo que he aprendido» y sumar minutos de calidad: «A veces creo que salía a jugar un poco tensa, porque tenía la sensación de tener que hacer todo perfecto para poder seguir en la cancha».

apola@aragon.elperiodico.com

En el Ardoi está convencida de que por fin encontrará ese protagonismo. «El entrenador se ha preocupado y me ha dado su confianza desde el minuto 0. Me dice que voy a tener un rol importante», explica Zoe, ya preparada para su mudanza a Pamplona: «A nivel personal y deportivo va a ser una experiencia nueva que creo me va a hacer madurar. He tenido varias opciones, pero creo que he elegido el equipo que tenía que elegir».

Aunque desde la distancia, Hernández asegura que este año será una aficionada más del Casademont. «Están fichando gente competitiva y haciendo una plantilla larga. Ojalá les vaya tan bien como el año pasado, que fue espectacular a todos los niveles. Pero el listón está altísimo», advierte la aragonesa, que reconoce que el debut en la Eurocup le atraía, pero que ha decidido pensar en sí misma. «Si algún día tengo que jugar en Europa, ya llegará, no tengo prisa. En ese aspecto debía ser egoísta y pensar en mi crecimiento más que en eso», afirma la aragonesa.

"Triunfar en casa es especial y ojalá sea así, pero ahora tengo que centrarme en mí para tener esa posibilidad"

decoration

En lo que no tiene ninguna duda es en confesar lo que va a echar de menos jugar en el Príncipe Felipe. «Seguro que lo echo en falta. He vivido ambientes que han sido una pasada. Y más siendo de aquí, que lo valoras más y a la afición le gusta ver gente de la casa», dice Zoe Hernández, que, sin embargo, confía en no haber jugado ya su último partido como local en el pabellón zaragozano. «Nunca se sabe lo que te va a deparar el futuro, pero si tengo que volver, yo encantada, claro. Triunfar en el sitio en el que has nacido siempre es especial y ojalá sea así. Pero ahora tengo que centrarme en mí y en este año para algún día tener esa oportunidad».

Compartir el artículo

stats