Kiosco

El Periódico de Aragón

Un cambio de aires para el aragonés

Hacer las maletas y progresar

Jaime Fernández jugará esta temporada en el CB Almansa de LEB Oro con el objetivo de tener más minutos. "Necesito volver a jugar, esta Liga es muy dura y te hace progresar", dice

Jaime Fernández durante un partido con Levitec Huesca Federación Española de Baloncesto

Jaime Fernández es un jugador zaragozano que jugará la próxima temporada en CB Almansa de LEB Oro. El ala-pívot comenzó su etapa en el mundo del baloncesto en Casademont Zaragoza, apenas siendo un infantil, pero como nada es para siempre, el pasado mes de junio Fernández acabó contrato con la entidad aragonesa con la que regresó en febrero tras su cesión a Levitec Huesca, también en LEB Oro

Tras conocer su nuevo destino, el zaragozano tiene ganas de demostrar su valía y hacerse un nombre en tierras albaceteñas. "Me encuentro con muchas ganas de empezar a trabajar en un proyecto desde cero, en el que se me da la confianza que necesitaba. Tengo muchas ganas de hacer un buen año y de demostrar que puedo tener minutos", analiza el joven jugador de 22 años. 

De hecho, el canterano del Casademont cree que disputar minutos se traduce en mantener una buena dinámica y confía recuperar su mejor nivel en Almansa. "Creo que es un sitio perfecto, he hablado con el club y me han transmitido confianza. Creo que necesito volver a jugar y ya sé que la LEB Oro es una Liga muy dura que te hace progresar muy rápido", matiza. 

Y es que el deportista recuerda esta última etapa en Casademont como un "querer y no poder", pues no contó con las oportunidades necesarias, a pesar de encontrarse a gusto en casa. "La segunda parte de la temporada la vi desde una perspectiva diferente. Queriendo jugar y sin entender alguna circunstancia, pero bueno estaba contento por estar en casa y ayudando al equipo en lo que podía", indica.

Fernández disputando un balón con el Levitec Huesca Federación Española de Baloncesto

Distinto fue su paso por el Levitec, en el que a pesar de estar en una categoría menor disputó una gran cantidad de minutos. "En Huesca estaba muy cómodo, tenía todos los minutos que quería. Estaba jugando bastante bien, obteniendo unos buenos números. Creo que hicimos un equipo que estaba en su mejor momento tanto como club como deportivamente. Luego, en febrero, tuve que volver a Zaragoza. Hasta ese momento estaba bastante cómodo y bastante bien y creo que tengo que seguir en esa dinámica", recalca el ala-pivot, que logró en el club oscense unos registros de 9,5 puntos y 5,3 rebotes con 11 créditos de valoración en 24 minutos de juego antes de regresar el 23 de febrero a Zaragoza.

No obstante, su amor por el club zaragozano nunca cambiará, aquí están sus raíces. "Cuando me fui a Barcelona también lo dije. Casademont va a ser siempre mi ciudad. Mi familia está aquí y este es mi club desde pequeño. Por mucho que me vaya, aunque sea muy lejos, voy a ser aficionado del Casademont y voy a estar siguiéndolo todos los días".

Tanto el club como el jugador conocen sobradamente la categoría. El zaragozano estuvo jugando dos temporadas en el filial del Barça y media en Huesca y esta es la cuarta temporada de Almansa en LEB Oro. "Tengo la pequeña ventaja, aunque hay jugadores con con más años que yo, de que ya llevo 2 temporadas jugadas en esta Liga. El objetivo es salvar la categoría sin estar apurados. El campo y la afición la tenemos. Solamente queda hacer un buen juego por nuestra parte", afirma.

Respecto al futuro, el zaragozano sueña con instaurarse en la ACB. "No me pongo ningún reto, pero el sueño de todo jugador es jugar en su Liga, en mi caso en la ACB, y mi objetivo a largo plazo es ganarme un puesto en un equipo de la ACB", concluye. 

Compartir el artículo

stats