CASADEMONT ZARAGOZA
ENTREVISTA Exjugador del Casademont Zaragoza, ha fichado por el San Pablo Burgos para la próxima temporada

Entrevista con Rodrigo San Miguel: "El Casademont me ofreció seguir fuera de la pista pero aún me queda baloncesto"

Rodrigo San Miguel posa tras un entrenamiento del Casademont Zaragoza. ARCHIVO EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

¿Qué le ha llevado a Burgos?

Principalmente, el hecho de que ellos desde el principio apostaron por mí. Desde el momento en que supieron que quedaba libre, al día o a los dos días se pusieron en contacto con mi agente. Fui su primera opción desde el minuto uno para reconstruir el proyecto. Vi que me querían de verdad, hablé con Paco Olmos y Albano Martínez y fueron todo buenas palabras. Noté que era un jugador importante en su esquema y eso ha sido clave. Sentir que te quieren de verdad y que vas a ser importante muchas veces es lo más importante para decidirte por un club. Es verdad que han bajado a LEB, que es una competición que no he jugado todos estos años, pero tienen claro lo que quieren, el objetivo número uno es el ascenso y creo que por estructura, club, afición, son un club ACB y hay que devolverlos donde nadie esperaba que bajaran.

Se presenta una LEB Oro complicada, con clubs muy fuertes.

La LEB este año parece que ha subido el nivel. Haber bajado dos equipos como Andorra y Burgos son presupuestos que no habían estado en la categoría y va a hacer que todos los equipos apuesten más e inviertan más dinero. Se une al caso de Estudiantes, que todo el mundo pensaba que tenía que subir y no subió, y a priori son tres proyectos ACB que tienen que volver a la Liga Endesa. A eso se suman proyectos que se están reforzando muy bien. Va a ser una competición difícil.

¿Cómo cierra su etapa en Zaragoza?

Bien, bien. Hay gente que me pregunta si estoy muy enfadado, y no. Porque creo que ya soy bastante mayor, llevo muchos años en el negocio del baloncesto profesional y entiendo las circunstancias de casi todo. El año ha sido bastante difícil, bastante malo, se puede decir tranquilamente, y es normal que, en este caso, Toni (Muedra) intente hacer una reestructuración de la parte deportiva. Eso no quita para que a mí me hubiera encantado continuar, ya lo dije en su momento. Me hubiera encantado continuar con el contrato que tenía firmado pero ellos tenían una cláusula a la que se pudieron acoger para rescindirlo. Ellos firmaron el contrato que firmaron y yo firmé el contrato sabiendo que estaba esa cláusula y existía la posibilidad.

"El año ha sido bastante difícil, bastante malo, se puede decir tranquilamente, y es normal que, en este caso, Toni (Muedra) intente hacer una reestructuración de la parte deportiva"

decoration

Y el club hizo uso de esa cláusula.

Nos reunimos en su momento Toni y yo y me dijo que no entraba en los planes del área deportiva para continuar. ¿Qué voy a hacer, enfadarme y pegar cabezazos? Pues no, más o menos ya sabía que estaba la posibilidad y cuando me lo dijo me dolió porque me quería quedar pero entiendes cómo funciona todo esto. En ese momento dije, pues quiero jugar. Él me dijo, te abrimos la puerta para que trabajes en el club, para que estés con nosotros, creemos que puedes ser una parte importante dentro del club pero saliendo de la pista. Le dije que se lo agradecía pero que creía que aún me quedaba baloncesto y quería seguir jugando. Y ahí estamos. No sé lo que pasará en el futuro pero a día de hoy soy jugador del San Pablo Burgos.

Tener esa puerta abierta no está mal, ¿no?

No, no, y se lo agradecí. Hablé también con Reynaldo y con Javier Gastón y los tres me ofrecieron lo mismo, que el club está abierto para cuando yo me retire y eso es algo muy bueno porque creo que he intentado dar lo máximo por el club el tiempo en el que he estado y creo que lo han valorado a nivel no solo jugador sino persona y es muy de agradecer.

Es decir, es una decisión deportiva.

Eso es, están empezando de cero, entrenador nuevo, jugadores nuevos, de hecho de la plantilla solo quedan Santi, Dino, Javi y Try, a priori. Ha habido muchos cambios. Creo que buscan una plantilla muy física. Es lo que me explicaron en su momento. No pasa nada, lo acepto, lo puedo llegar hasta a entender y no pasa nada. Acabar bien en los sitios es lo mejor que puedes hacer y creo que es como yo he acabado con toda la gente del club.

"No pasa nada, lo acepto, lo puedo llegar hasta a entender y no pasa nada. Acabar bien en los sitios es lo mejor que puedes hacer y creo que es como yo he acabado con toda la gente del club"

decoration

En estas tres temporadas ha pasado de todo, hasta una pandemia ¿Qué balance hace?

Si lo piensas y vas semana a semana nos ha pasado un poco de todo. La verdad es que la vuelta fue espectacular, el recibimiento, el cómo me sentí nada más llegar, el partido de presentación, cómo se hizo todo… y fue llegar y todo bonito porque no parábamos de ganar. El ambiente en el vestuario era magnífico y el año fue espectacular. Cuando llega la pandemia estábamos terceros, habíamos ganado a Madrid y Barça en casa, el pabellón lleno… llegó la pandemia y se nos fue todo al traste. Pero el recuerdo es muy bonito. El primer año lo guardo con mucho cariño con ese asterisco de qué hubiera podido ser porque en Champions estábamos también en cuartos con factor cancha a favor. Era como venga, va, que nos echen cosas que estamos preparados. Se nos quedó un poco a medias.

El segundo año ya no fue tan bueno.

Fue un poco montaña rusa. Porque creo que teníamos un muy buen equipo y nos costó arrancar, no terminábamos de estar todo lo bien que nos hubiera gustado. Es verdad que hacemos cuarto puesto en la F8 de Atenas, pero también tengo la sensación de que un poquito más al menos podíamos haber sacado. Pero mira, son cosas que pasan. Luego llega el cambio de Diego, llega el oveja, ahí mejoramos un poco luego otra vez nos hundimos, volvimos a mejorar… y nos salva la BCL que sí estamos más consistentes. También queda esa sensación de que podíamos haber hecho algo más en Liga y nos quedamos a medias y en BCL creo que hacer un tercer puesto es algo muy meritorio. Igual pasan tres, cuatro, cinco años y todavía valoramos más haber quedado terceros. Que no es fácil, hay cada vez más equipos con buen nivel en la competición. Mira Unicaja este año, no ha llegado ni a la fase final. Creo que eso tiene mérito y hay que valorarlo, es la primera medalla europea del club.

"El primer año fue espectacular. El segundo, una montaña rusa. Y en el tercero no terminamos de arrancar, fuimos parcheando y al final se hizo una bola cada vez más grande que nos llevó donde nos llevó"

decoration

El tercero ha sido el más complicado.

La pretemporada tampoco tuvimos buenas, buenas sensaciones pero llegaron los dos primeros partidos, los ganamos bien y pensamos, bueno, igual hemos hecho clic y ya empezamos. Pero ya el tercer partido contra Burgos nos costó mucho, teníamos las lesiones de Omar y Santi que eran jugadores importantes y había que reemplazarlos. Es verdad que llegaron Adam y Kenan pero ya empiezas a tener que poner parches de lo que tenía que ser. Luego al mes sale también McLean, Stan se lesiona a principios de diciembre… es como que íbamos parcheando todo lo que teníamos. No terminamos de jugar bien en la FIBA Europe Cup, para todos fue una desilusión grande porque esperábamos pasar pero no estábamos en buena línea en ese momento. Todo fue un cúmulo para que no funcionáramos. Luego con los brotes parecía que estabas a salvo pero era irreal porque había equipos con dos partidos menos. La competición también estaba un poco distorsionada. Y que no ganábamos, que no estábamos jugando bien. Luego hubo un momento que, en diciembre o enero, que nuestro balance era relativamente bueno pero que cuando perdíamos, perdíamos por 40. Y eso nos mataba a nivel de sensaciones. Sentíamos que éramos peores de lo que estaba pasando. Porque llegabas a casa y ganabas. Pero como que no compensaba una cosa con otra. Para la afición igual, era cómo pueden estar perdiendo así. Y realmente era un desastre perder así. Pero no competíamos, no éramos un equipo fuerte a nivel mental. Muchos partidos que se nos torcían no éramos capaces de levantarlos. Al final todo hizo que se hiciera una bola cada vez más grande, más grande, más grande, y acabamos luchando por lo que acabamos luchando.

Por lo menos terminó bien.

Era una de las cosas que más me preocupaban. Yo era conocedor de mi situación personal y de la cláusula, entonces sabía que podía salir del club. Pero era algo que tenía dentro, no podía salir del club y no dejarlo en ACB. Era una obsesión que tenía en la cabeza. Cuando terminamos y ganamos en Murcia tenía una sensación ya no de felicidad sino de alivio, de pensar ya está, trabajo medio finiquitado. Es verdad que no bien, podemos decir todo lo que quieras, pero el club se queda donde debe estar.

Ese último partido el equipo respondió muy bien.

Da rabia no haberlo hecho así antes. Pero sí, competimos, salió todo el mundo súper concentrado, sabiendo lo que tenía que pasar y pasó. Creo que jugamos uno de los mejores partidos del año.

Han tenido cinco entrenadores en dos años. ¿Eso cómo afecta a un equipo? ¿Un cambio de entrenador siempre es positivo para cambiar una mala dinámica?

Un cambio de entrenador siempre es negativo no porque no llegue uno que vaya a ser mejor, sino porque cambiar al entrenador es porque la dinámica está siendo muy mala. Lo ideal es la estabilidad, tener el mismo entrenador tres, cuatro años, a no ser que pase algo y se lo lleve otro equipo porque lo has hecho muy bien. Y lo mismo con jugadores. Cuantos menos cambios, mejor. En tres años he tenido seis entrenadores. Eso indica que algo no ha funcionado, que no ha habido estabilidad. Se han intentado hacer cambios para mejorar pero a veces no han funcionado.

"En tres años he tenido seis entrenadores. Eso indica que algo no ha funcionado, que no ha habido estabilidad. Se han intentado hacer cambios para mejorar pero a veces no han funcionado"

decoration

También ha habido muchos cambios de jugadores, sobre todo de bases.

En dos años creo que hemos pasado diez bases. Muchos. Si la figura del entrenador es muy importante, la del base también lo es. Al final no hay una línea que seguir. El equipo muchas veces juega a lo que quiere el base y si llega uno de una manera y luego viene otro de otra, pues son indicadores de que no ha ido bien. El primer año no hubo casi cambios, creo que llegamos Try, DJ Seeley, Brussino y yo. Eso es algo normal, pero ocho o nueve son muchos. No digo que no haya que hacerlos, sino que es indicador de que algo no está funcionando. Por ejemplo, ahora la plantilla va a ser prácticamente nueva. Bueno, pues normal, porque venimos de hacer un año muy malo y al final lo que buscas que eso que ha pasado no se vuelva a repetir. Es lo que están buscando. Que es difícil hacer grupo y química así, pues sí, pero hay que hacerlo.

¿Tanto cambio de compañero en el puesto le ha obligado a cambiar algo, a tener que adaptarse?

No voy a decir que me ha perjudicado, bueno, no lo sé. El primer año Carlitos y yo compartimos minutos, creo que promediamos los mismos, el equipo entendía cuándo estaba cada uno y fue muy bien. Pero es verdad que el segundo año no hay otro base puro en la plantilla y yo asumo muchos minutos. No voy a decir que no estaba preparado porque lo había hecho antes, pero ya tengo más años, y cuando había momentos que yo no estaba bien, no había otra figura en la que el equipo se pudiera agarrar.

La idea era que Ennis hiciera el uno.

Claro, sí, pero no, porque Dylan ni se siente uno, ni le gusta ser uno. También al principio se pensaba que Vit podía hacer el uno y se lesiona, aunque Vit tampoco es un uno. No había otro base puro. Luego llega Rupnik, juega muy poquito y se va, me lesiono yo dos meses y llega TJ Bray, que no llegué a coincidir con él, y cuando terminamos la temporada acabamos jugando Rasheed y yo, que Rasheed tampoco es un base. Entonces esa falta de apoyo, de sentir que hay otra persona en tu mismo puesto que también pueda asumir, pues era importante.

Esta última temporada ha sido más de lo mismo.

Este año con la lesión de Omar ha sido algo parecido porque llega Kenan pero no termina de funcionar y otra vez asumiendo muchos minutos. No ha habido una figura de primer base que jugara 25 minutos y yo 15, de segundo base, entras, refrescas al equipo, haces lo que sabes hacer pero hay otra persona con el control total. Que conforme han pasado los años tenía que haber sido la tendencia. Al principio igualando minutos y poco a poco yo bajando el número de minutos. Y casi ha sido al revés, casi he ido hacia arriba. Y, es que Rodri no anota..., pero es que no lo he hecho nunca, no me lo pidáis ahora. Que si hubiera habido otro y yo hubiera hecho lo que suelo hacer pero en un rol diferente igual no hubiera habido tanta controversia. Pero bueno, ya está, no hay problema. Es lo que ha pasado. Lo normal hubiera sido lo contrario. Yo nunca he pedido jugar más, ni mucho menos. Yo he entrenado y las circunstancias me han llevado a tener minutos y lo he intentado hacer lo mejor que he podido.

"No ha habido una figura de primer base que jugara 25 minutos y yo 15, de segundo base, entras, refrescas al equipo. Que conforme han pasado los años tenía que haber sido la tendencia, pero ha sido casi al revés"

decoration

¿Cómo valora su rendimiento?

El primer año me vi bien, el año pasado no me vi mal y este ha habido momentos en que no he estado como me hubiera gustado. Es verdad que también fue raro porque pasé de jugar mucho a jugar muy poco y con un rol extraño. Porque desde que llegó Sakota salía cinco minutos al principio, luego no salía y al final volvía otros cinco minutos. Y era como, guau, esto cómo funciona que no me lo han explicado. Pero al final tienes que ir adaptándote. Que unas veces cuesta más y otras menos, otras enseguida entiendes lo que quieres y otras no ves claro lo que quieren. Pero lo tienes que hacer. Hubo una parte de la temporada que sí me costó y no terminaba de tener buenas sensaciones. Pero al final no veo un mal rendimiento. Ya digo, entendiendo lo que yo hago. Porque claro, si me pides cosas que no suelo hacer vas a decir, qué malo es. Pero yo defiendo, intento dirigir, asistir y cuando puedo meter alguna, meto alguna. Pero hago otras cosas. Hay otro trabajo oscuro de dentro del vestuario, de intentar unir al equipo, que no se desmembrara, de intentar hacer buenos entrenamientos y que todo el mundo estuviera con chispa… no ha sido nada fácil este año pero he intentado ser el capitán del equipo. Que es algo que ya sabes que forma parte del trabajo, entra en mi sueldo.

¿Cree que Javi García está preparado?

Ya lleva siendo jugador de la primera plantilla los tres años que he estado yo. El primer año más a caballo pero los dos siguientes ha estado y tiene que ser su momento y su oportunidad. Tiene que dar ese paso adelante. También es verdad que dependes de que un entrenador te dé la oportunidad pero tú como jugador tienes que ganarte cada día en los entrenamientos esa seguridad que le puedes dar y ya es el momento. Javi tiene 21 años y es el momento de dar ese paso adelante. Creo que lo puede hacer bien. A ver también la confección del equipo, pero hay un momento que eso es ajeno a ti y tu lucha de minutos va en el día a día de los entrenamientos. Es verdad que cuando sales al campo tienes que demostrarlo, pero sobre todo en el día a día que es cuando el entrenador va a ver si vales o no. Creo que sí está preparado y tiene que dar ese paso. Ojalá, si es un grandísimo chico. Pero no es fácil tampoco, hay pocos huecos para gente joven y da un poco de rabia y pena.

"Javi García tiene 21 años y es el momento de dar ese paso adelante. Creo que lo puede hacer bien, que está preparado y tiene que dar ese paso. Ojalá porque es un grandísimo chico"

decoration

Le ha tocado acompañar, tutelar de alguna manera a Alocén primero y a Javi García después.

Alguno dice que poniéndoles un tapón para que no salieran… yo no lo creo. Yo no soy el que me pongo a jugar, hay un entrenador que es el que elige. Pero lo que yo he intentado es que Javi día a día compitiera, entrenara duro porque igual ahora es el momento de decir, me lo voy a ganar. Es lo que le hacía ver a Javi en los entrenamientos, que el día a día era importante. Le he intentado ayudar en todo lo que he podido y por eso nuestra relación es buena.

Es verdad que fue uno de los damnificados de la temporada y tuvo que marcharse.

Hay un momento en que Kenan tampoco funciona y ahí hubiera habido la posibilidad de venga, Javi, demuestra. Pero la temporada era rara y cuando va todo cruzado dar minutos a jóvenes parece fácil pero no es fácil porque al final todo el mundo quiere ser conservador, amarrar, y parece que un veterano o alguien contrastado te puede dar eso. Que luego eso tampoco nos funcionó, pero a priori parece lo más lógico. Sí, fue el damnificado porque se tuvo que ir a Huesca, se lesionó, luego volvió, no tuvo continuidad, fue una temporada extraña. Ojalá esta no lo sea y pueda disponer de minutos.

¿Qué le parece el equipo que está haciendo el Casademont?

No conocía al cuatro, al alero tampoco, sí a Lomazs porque había jugado contra él, y creo que es un escolta anotador de mucha calidad, y los que continúan el año pasado. Buscan un equipo joven, de más energía, y tampoco conozco el método del nuevo entrenador. Es verdad que parece que hay apuestas por energía, frescura, juventud, pero esto también tiene que habrá gente que no conocerá la Liga y los que están aquí tendrán que ayudarles y explicarles. A partir de ahí ya se verá como sale, ojalá salga muy bien. Ya digo que no guardo ningún rencor ni ningún problema y les deseo lo mejor.

¿Le gustaría volver y, si es así, con qué función?

Me estoy sacando los cursos de entrenador, me he sacado dos y me falta el superior, y también hice un máster en dirección deportiva de baloncesto. Al final es tener un poco abierto el abanico. Lo que tengo claro, creo, es que me gustaría seguir vinculado al baloncesto cuando me retire. Si puede ser vinculado a Basket Zaragoza, pues perfecto, ojalá. Parece que me estoy vendiendo pero no porque mi idea es volver a Zaragoza, vamos a vivir aquí, y si puede ser dentro del club pues genial. Y si no, nos buscaremos la vida. Lo he hecho siempre.

Compartir el artículo

stats