Kiosco

El Periódico de Aragón

Casademont Zaragoza

Álex Moreno deja el Casademont Zaragoza y se va a Alemania

El aragonés, oro en el Europeo sub-18 con la selección española, va a fichar por el Kickc Ibam de Múnich y deja la disciplina zaragozana. "Creo que es la mejor decisión para seguir con mi carrera", asegura

Moreno corta las redes tras la final del Europeo Servicio Especial

Alejandro Moreno no continuará en la disciplina del Casademont Zaragoza. El deportista, que se proclamó campeón de Europa con la selección sub-18 el domingo, continuará en Alemania su carrera en un movimiento que cree que le servirá para crecer como deportista y cumplir su sueño de convertirse en profesional.

«Estoy convencido de la decisión y creo que es lo mejor para mí», asegura el aragonés, que va a fichar por el Kickc Ibam de Múnich. «Contactaron conmigo y se interesaron por mí y siempre gusta sentirse valorado», explica el joven zaragozano, que es uno de los últimos productos de la inagotable cantera del baloncesto de la comunidad.

Moreno, que debutaba con el combinado nacional en una competición internacional, reconoce haber vivido unos días de ensueño en lo que todo ha salido a pedir de boca. «Para mí era un torneo muy importante, estaba un poco nervioso al ser todo tan bueno, pero desde el principio todos me acogieron estupendamente y he sentido la confianza de todo el cuerpo técnico», explica el deportista, que, a pesar de no haber sido uno de los jugadores con más minutos, confiesa que sí se ha sentido importante. «Aquí lo importante es el grupo. Yo me considero un hombre de equipo, que puedo aportar mucho tanto dentro como fuera de la pista y que hace un poco de todo», asegura el aragonés, destacando su defensa, su energía y su tiro como sus mejores cualidades en la pista.

El aragonés trata de dar una asistencia durante el partido ante Serbia FIBA

España llegaba como una de las favoritas al torneo continental y la selección no defraudó. «Francia venía de ganarnos en un partido de preparación, y Lituania y Turquía eran también candidatas por ser las anfitriones, pero nosotros sabíamos el potencial que teníamos y estábamos convencidos de que estaríamos en la pelea por las medallas», explica Moreno. El combinado nacional fue muy superior a todos los rivales, ganando con absoluta comodidad todos sus duelos. «Si hemos mostrado ese nivel es porque en todos partidos nos prometíamos dar el 100% hasta el final fuera cual fuera el marcador», subraya el campeón de Europa. 

Así llegaron a la final, en la que el infierno turco, con los otomanos como rivales, se presentaba como el mayor desafío en todo el torneo. «Veníamos advertidos porque ya jugamos contra ellos en la fase de grupos, pero el ambiente se multiplicó. Impresiona, fue bonito vivirlo y además pudimos llevarnos el triunfo, así que todo perfecto», dice entre risas el de Zaragoza. Más allá del resultado, Moreno se queda con la experiencia de lo vivido estas semanas. «Poder entrenar y jugar con estos compañeros, enfrentarte a los mejores jugadores de Europa en canchas espectaculares...notas el nivel de exigencia. Es el ambiente más profesional que he vivido nunca y te das cuenta que esto es lo que quieres para toda tu vida», reflexiona el joven.

Con el sueño de llegar a ser profesional más vivo que nunca tras su inolvidable paso por la selección, Alejandro piensa ya en su próximo reto en Alemania, que, por primera vez, le va a obligar a hacer las maletas y salir de su zona de confort. «Me motiva probar cosas nuevas, me lo voy a tomar como un año de aprendizaje». No obstante, Alejandro no descarta volver algún día y triunfar en el Príncipe Felipe. «Sí que pienso en regresar, pero ahora es el momento de seguir creciendo. Zaragoza y el Casademont siempre serán mi casa», asegura Moreno.

Compartir el artículo

stats