Su objetivo para la primera vuelta eran cinco o seis victorias y no se han conseguido. ¿En qué situación está el Casademont Zaragoza?

La situación es difícil porque además no es solo cuestión de que no las hemos conseguido sino de que ha habido muchas oportunidades y no hemos acertado en esa parte final. Muchas veces cuando tienes dificultad porque no eres capaz de llegar, puedes cambiar, pero cuando llegas y no lo consigues es por una cuestión de decisiones. Estoy a gusto con el grupo, creo que es muy trabajador, hay muy buen ambiente, pero nos falta algo de carácter, de mala leche, saber jugar esos finales de partidos.

¿Y falta algo más baloncestístico?

Creo que hay un desconocimiento evidentemente y la inexperiencia es algo que a todos nos hace madurar y ser mejores en nuestras profesiones. Al final hay un tema en esto de, ¿la plantilla tiene calidad suficiente? Hay un tema claro y muy definido que es que cada uno está donde se merece. Si estamos aquí es porque no estamos llegando al nivel, no tiene sentido otra cosa. Pero tampoco se puede hacer un cambio porque los clubs tienen una economía y una filosofía. Estamos intentando desde el principio recuperar un poco la filosofía de este club, donde la gente de cantera tenga salida, el Príncipe Felipe se sienta contento y hay una serie de secciones que van trabajando en el mismo camino. Esto es lo primero que intentamos recuperar y, a partir de aquí, hay una época clara y definida que es febrero y el parón de las ventanas que si no hemos conseguido mejorar el tema de resultados tendremos que tomar riesgos en el tema económico. Me refiero a hacer fichajes.

Ha comentado varias veces la inexperiencia del equipo para gestionar los finales. ¿Eso cómo se arregla sin cambiar a los jugadores por otros?

Es difícil porque al final un entrenador es capaz de ayudar a un jugador a que crea más en él, a que tenga más recursos, a nivel técnico y táctico, pero en este sentido el grado de crecimiento no está siendo el que yo me siento a gusto conmigo mismo como entrenador. No les estoy haciendo crecer tanto como me suele gustar hacer crecer a mis jugadores. Ahí asumo mi parte de responsabilidad y tengo que seguir trabajando un poco más, independientemente de cómo sean como personas. Ahí es donde no estoy acabando de llegar lo suficiente como para cambiar un poco ese crecimiento que tiene el profesional. En la manera de modificar esto a veces es cambiar cromos para que te den otra estabilidad o cambiar mentalidades. Ahí es donde el grado de la persona, de cómo es y la disponibilidad que tiene es lo que nos puede hacer variar.

"Hay una época clara y definida que es febrero y el parón de las ventanas, que si no hemos conseguido mejorar el tema de resultados tendremos que tomar riesgos en el tema económico. Me refiero a hacer fichajes"

Llegó con la temporada empezada y el equipo hecho. ¿Está contento con la evolución de estos meses?

No, estaría contento si estuviéramos en esos mínimos de cinco o seis victorias. Estoy cerca pero no lo he conseguido. Siempre creo que me tengo que retar más a mí mismo. No me siento cómodo en el sentido de que no estoy logrando mis perspectivas. Es verdad que he venido a una plantilla que estaba hecha, con sus carencias y sus virtudes, con sus defectos y sus objetivos, todo lo que queramos. Pero no me siento a gusto porque no he sido capaz de hacer que ellos jueguen el baloncesto que yo quiero hacer. Probablemente porque no tengamos los suficientes recursos, porque no tengamos la suficiente experiencia, porque no estemos lo suficientemente conjuntados, no lo sé. Creo que la plantilla está descompensada, no me siento cómodo en esa parte de descompensación que tiene, pero sí es verdad que la plantilla lo está intentando, se está esforzando por ser una plantilla mucho más competitiva.

"No les estoy haciendo crecer tanto como me suele gustar hacer crecer a mis jugadores. Ahí asumo mi parte de responsabilidad y tengo que seguir trabajando un poco más, independientemente de cómo sean como personas"

¿La plantilla entiende la situación en la que se encuentra en la clasificación?

Me gustaría creer que sí pero a veces me hacen dudar. Hoy en día el grado del jugador profesional está llegando a un extremo que cómo distingues tú la implicación que tiene la gente en los proyectos. O es una cuestión más personal de lo que yo quiero ser y hacer al año que viene. No es sencillo. Puedo decir que en eso tengo una sensación agridulce a veces porque a veces creo que sí saben lo que nos estamos jugando y a veces creo que piensan más en lo que ellos se están jugando. Y esa sensación agridulce es la que no me hace sentirme a mí cómodo.

Ya han hecho cambios. ¿Por qué fichan dos bases?

Hay dos temas claros, primero la marcha de dos jugadores en esas posiciones, Ferrari y Lomazs. A ninguno de los dos se les echó, los dos querían jugar más minutos y querían tener más protagonismo, yo entendí que tenía que darle el protagonismo a otros y ellos quisieron marcharse. De ahí que hiciéramos esa incorporación. Uno era más un escolta pero entendíamos que Ponitka y que Javi no nos estaban dando ese grado de talento en la posición de uno y les reciclamos un poco a todo esto y vemos un poco la evolución que podamos tener. Lo que yo no tenía era el control de ninguna de las posiciones. Que no dominaba en la Liga en el puesto de uno, ni en el de dos ni en el de tres. Cuando te pasa en todas las posiciones, háztelo mirar. Tenemos jugadores que están bien, sí , pero no dominamos ninguna posición y esto es doloroso y difícil. La llegada del americano, otra cosa es que nos salgan mejor o peor, y la llegada de Stefan es porque entendía que quería dominar una de las posiciones, creía que estábamos jugando más o menos bien con tres aleros, no queríamos meter al cuarto alero sino dejarlo a gente joven como Lucas, de ahí que ficháramos esos dos bases. Y luego creo que no estamos teniendo fortuna con las lesiones, nos caen todas en el mismo puesto. Cuando se nos lesiona Dino y metemos a Mekowulu ahí yo me sentía cómodo con el cuatro, con un tío más físico ahí, como me suele gustar tener, como teníamos con Barreiro, Benzing y Nemanja, me sentía cómodo y otra vez tenemos que hacer un fichaje acelerado dentro de las opciones que tenemos como mercado.

¿La polivalencia puede ser mala a veces?

A veces hay jugadores que los americanos llaman all around player, que pueden hacer un poco de todo, y tener esto en un equipo es muy bueno. El problema es que no tenemos especialistas en nada. Al final nos falta tiro, nos falta rebote, tiros generadores, tenemos tantas carencias que vamos sumando y ahí es donde digo que, sin reprochar nada a nadie, tenemos esas deudas de dominar alguno de los puestos. Es difícil dominar todos con el presupuesto que tenemos pero alguno sí. Tienes que hacer una apuesta, tengo dos bases que en la parte media baja son los mejores y este puesto lo domino. Y ahí es donde nosotros vamos dando bandazos, ahora metemos a Aday y ese impulso que nos da pero es Try el que está creciendo, con Mek hemos perdido ese hombre chispa que teníamos en las posiciones interiores. Me jode no dominar nada y estar en la parte media en todo. Ser vulgar es lo peor que existe para un profesional.

"No tenemos especialistas en nada. Al final nos falta tiro, nos falta rebote, tiros generadores, tenemos tantas carencias que vamos sumando y ahí es donde digo que, sin reprochar nada a nadie, tenemos esas deudas de dominar alguno de los puestos"

¿Está contento con el rendimiento de Wright?

No. Pero no solo con el de Wright. En el puesto de uno y dos no estamos contentos con ninguno pero tampoco conmigo mismo y lo que les estoy sacando. No es una crítica hacia nadie sino hacia todos, porque todos estamos fallando y yo el primero. Siempre he entendido esos puestos del uno y del dos como los generadores. Nosotros no tiramos muchos tiros y los que tiramos no los metemos. Esto es porque los pases no les están llegando demasiado pronto y bien, en buenas condiciones y ahí tenemos que responsabilizarnos los pequeños, los que tienen más tiempo el balón. Y de ahí que Chris Wright es un hombre que para nosotros era importante. Se le fichó con un sentido claro, venía de jugar en equipos de Italia siempre peleando por el descenso, y porque creemos que es un jugador con experiencia y tablas para jugar con un número de asistencias importante. Los resultados están ahí. No es un tema de si estamos contentos o nos gusta, es un americano que no nos está dando lo que nosotros queremos de él.

Jovic sí ha mejorado al equipo pero ¿cuánto le va a aguantar la espalda?

Stefan es un jugador que sí tiene esa idea de generar, sí que crea juego para los demás, es un gran pasador, tiene otras virtudes, es un dominador del gesto del pick and roll pero tiene un proceso que en los últimos años lo ha pasado mal físicamente por determinadas molestias, unas veces en la espalda, otras musculares. Creemos que nos puede aguantar y estamos haciendo un gran trabajo el cuerpo médico y técnico e intentamos que sea ese líder que nos ayude a que los demás jueguen mejor. Es lo que buscamos, alguien que haga jugar a los demás.

"No es una crítica hacia nadie sino hacia todos, porque todos estamos fallando y yo el primero. No es un tema de si estamos contentos o nos gusta Wright, es un americano que no nos está dando lo que nosotros queremos de él"

¿En caso de fichar, cuál sería la preferencia?

Veremos, ahora mismo hay tres jornadas que son vitales para nosotros y dependiendo del número de victorias decidiremos en un sitio o en otro, en el que sea necesario y lo que sea necesario. Lo que sí es cierto es que, si hay que hacerlo, es en ese momento. Febrero es el momento adecuado por todo, por el tipo de partidos que venimos de jugar y el número de victorias que llevemos. Esperemos que esta parte de la plantilla o deseamos que esta parte de la plantilla sea la que acabe todo el año, eso sería bueno para todos, sería que estamos ganando. Lo ideal es no hacer ningún cambio.

¿Cómo está viendo a Simanic?

Como todo el mundo lo ve, es un jugador de talento, con muchas virtudes, con muchas capacidades para anotar, a veces con la selección va y no juega ni un minuto. Lo que le ocurre es que esa parte de carácter, esa parte mental no la tiene suficientemente formada. No sé cuándo la formará, le estoy intentando hacer ver que esto son oportunidades que aparecen y no puede ser un tío que se deprima y baje los brazos. Creo que tiene las capacidades para triunfar pero su cabeza no le está dejando triunfar. Está en él. Los demás podemos reñirle, quererle, alabarle, criticarle, es lo que estamos haciendo para ver dónde llega ese Simanic que todos deseamos pero es un tío joven. El grado de crecimiento de las personas no siempre va acorde con la edad que uno tiene y en este sentido creo que es importante el conocimiento de los jugadores, hay jugadores que con 17 años tienen la personalidad formada para ir para adelante y otros que con 28 años son unos críos. Él tiene que dar un paso adelante pero de cabeza, no de talento.

¿De qué depende que se vea el talento del jugador?

Hay jugadores que tiran del carro y jugadores que el carro tira de ellos. Tenemos demasiados jugadores que el carro tira de ellos y creo que en este sentido para todos estos jugadores que tienen talento para poder jugar nos están faltando victorias, ese golpe de carro que tire de ellos y haga que todo vaya para adelante. Lo más difícil para crecer en un jugador es cuando las cosas no van bien. Porque los grandes dicen yo tiro de esto, empujo y da igual lo que esté pasando, y no a ese grado de depresión que muchas veces existe en la derrota o al grado de victimismo que existe en la derrota. Y eso es algo que la gran mayoría de la gente se nos agarra un poco, a que la derrota me condiciona.

"Hay jugadores que tiran del carro y jugadores que el carro tira de ellos. Tenemos demasiados jugadores que el carro tira de ellos y creo que en este sentido para todos estos jugadores que tienen talento para poder jugar nos están faltando victorias"

El que sí parece haber dado un paso al frente es Hlinason.

Es un jugador distinto. También necesita que el carro vaya bien para que él funcione pero es de los que desde el principio dije que era mi pívot titular y lo seguimos manteniendo porque creo que sí ha dado ese pequeño pasito. Igual que con Marcel he ido cambiando el base titular, en el caso de Try lo hemos dejado porque así lo creemos. Entiendo que es un tío diferencial si está al máximo nivel. Tenemos un poco la dificultad de los horarios de Aday, la lesión de Mek, la adaptación a otros puestos ha hecho que solo tengamos una figura a la que agarrarnos y nos agarramos a Try porque para nosotros es básico.

La marcha del equipo, la falta de resultados, le han ido haciendo cambiar de ideas. Cuando llegó dijo que Ponitka era su base titular.

Las collejas que me he llevado por las apuestas han sido claras. Al final hay un periodo de apuesta y otro de rectificación y cambio. Al principio intentaba buscar mi sitio dentro del equipo y el sitio del entrenador es saber definir los roles de los jugadores. Yo nunca he sido una persona que tiene dudas de lo que quiere de cada uno, pero también es cierto que cuando los resultados no acompañan tampoco tengo dudas en variar y tomar otras decisiones. Y voy a seguir haciéndolo. Si ahora mismo tengo que cambiar de americanos o de lo que sea, cuando llegue su momento se lo diré al presidente y así lo intentaremos hacer. Lo que sí tengo claro es que tenemos todos que entender que solo hay una cosa importante que es el Basket Zaragoza, salvar al club. Y si hace falta morir en el intento pues hay que morir en el intento. Ese es nuestro único objetivo este año. Salvar al club y esta historia que tiene esta gente que viene y que paga todos los días por vernos. Y estamos en situación de máximo riesgo.

¿Existe riesgo de descenso?

Totalmente, estamos en una situación en la que hemos ganado cuatro partidos en la primera vuelta. Es verdad que hemos perdido siete partidos muy ajustados, tres prórrogas, todo lo que queramos, pero son derrotas. A nadie le puntúa si hemos perdido por 22, por uno o en la prórroga. Tenemos cuatro victorias y hay que hacer una segunda vuelta, para salvarse, de playoff. Y si no es de playoff, casi, de entrar en Europa, de ocho victorias como mínimo. Esto va a ser difícil pero hay que intentarlo, claro que sí.

¿Existe el riesgo de pensar que hay dos o tres equipos en peor situación y dinámica?

La gente vulgar suele pensar esas cosas, que a otros les va peor. A mí me parece una vulgaridad que cae en la mediocridad y que hace que seas menos competitivo. Yo no tengo ningún deseo para los demás, espero que a cada uno le salgan las cosas como se merezca. Lo que yo tengo es un afán de que lo que yo me merezco es estar ahí abajo, entonces no me gusta, no me siento cómodo en ese puesto. Lo que quiero es hacer una segunda vuelta de ganar ocho partidos, de estar lo más arriba posible. Y lo más importante es que cada uno acepte su rol, que cada uno juegue bien a su nivel. Hay una dificultad grande y tendremos que hacer una segunda vuelta el doble de mejor de lo que hemos hecho la primera.

El partido de este domingo ante el Betis cobra especial importancia.

Hay partidos que son claves porque no solo ganas tú sino que haces que el rival no gane. Los enfrentamientos directos con los cinco o seis equipos que estamos ahí abajo son partidos dobles, que vale algo más que una simple victoria. Tienes en tus manos hacer algo doblemente positivo, son vitales totalmente.

¿De qué dependerá que hagan más cambios en la plantilla, solo de los resultados?

Fundamentalmente. Si los resultados acompañan… El grupo a nivel actitud, ética de trabajo, comportamiento, es bueno, demasiado bueno incluso. Es un grupo que no muestra carencias a la hora de implicarse en el día a día, de llevarse entre ellos. Pero aquí todos dependemos de lo que haya pasado el fin de semana y esto es una ley de vida que nosotros todos tenemos que aprender y vivir. Lo importante es salvar al Casademont Zaragoza. Las personas que lo dirijamos o juguemos es lo de menos, si tienen que ser otros serán otros pero no hay ninguna importancia más que esa.

"Lo importante es salvar al Casademont Zaragoza. Las personas que lo dirijamos o juguemos es lo de menos, si tienen que ser otros serán otros pero no hay ninguna importancia más que esa"

Betis, Baskonia y Fuenlabrada van a marcar entonces las decisiones que tomen.

Sí porque aparte de eso tenemos un parón de dos semanas y, aunque muchos de nuestros jugadores se puedan marchar, también cambian las Ligas europeas a las siguientes fases. Si hay que hacer un esfuerzo tanto el presi como yo lo tenemos bastante claro y, si hay que hacerlo, habrá que hacerlo en esa época.

¿El club está de acuerdo con eso?

Está todo hablado y dialogado hace apenas dos semanas. El presi es una persona cercana, que viene diariamente, que nos atiende por teléfono diariamente y es la persona un poco de comunicación máxima conmigo, por tanto comodidad absoluta a la hora de trabajar porque lo que vamos haciendo lo vamos haciendo con una especie de comisión que hay con el presidente, otro directivo, uno de los entrenadores y cuerpo técnico. Somos los que tomamos las decisiones dentro de las posibilidades que tenemos y lo que hay en el mercado.

¿Sin director deportivo, cómo se ficha?

Hay varias figuras, uno de los entrenadores ejerce un poco de conocedor del mercado, luego nos juntamos el cuerpo técnico y luego otras dos personas, el presidente y un consejero. Y estas cinco personas solemos decidir. En lugar de una figura está repartido en varias opiniones. Esto a veces es bueno y a veces es malo, bueno porque siempre es mejor escuchar a cinco que escucharte solo a ti mismo, y malo porque a veces si escuchas a cinco las ideas que tú tienes te las hacen dudar. Pero de momento no estamos haciendo un roster. La información de los jugadores que hay en el mercado te está llegando por los agentes rápidamente a través del club y ahí nos están llegando bien. Pero es una figura imprescindible que hay que tener y, más tarde o más temprano, debe haber esa figura de director deportivo para que asuma un poco esas peleas con agentes, con jugadores, y que de momento este grupo no las está teniendo.

Ha estado dos años fuera en los que al club no le ha ido bien deportivamente. ¿Nota desgaste, cansancio en la entidad por estar siempre en esta situación?

Es verdad pero al tiempo que noto esto hay una cosa que noto y es que el club ha crecido mucho estos dos años. Me siento muy orgulloso de estar aquí, voy a las oficinas y me siento orgulloso de entrar y ver a tanta gente joven, todos los despachos con dos o tres personas, una actividad tremenda. Todo esto me agrada mucho, igual que la programación y preparación de los partidos, todos los voluntarios, todo esto sigue estando a un gran nivel. Me agrada seguir viendo el Príncipe Felipe con unas buenas entradas, con buen ánimo, y hay una cosa en la que estamos fallando en este tiempo, que es aquí abajo (en la pista). Y esto tenemos que cambiarlo. Pero lo que es el club en sí, la estructura, creo que es mejor que el que yo dejé. Tiene más secciones, más gente. Me gusta mucho el club. De verdad creo que puede llegar a crecer mucho e ir a buen nivel. Porque ahora no depende solo del equipo masculino, tiene el femenino, tiene el balonmano, depende de otras secciones. Pero sí es cierto es que nosotros no estamos cumpliendo las expectativas que tiene este club. Y lo que más me jode es que sea en los últimos años.

"El equipo femenino ha acertado de pleno. Han hecho un roster adecuado, con experiencia, con gente nueva, con talento, están todos muy implicados, tienen la misma filosofía, da gusto verlas jugar. Es una gozada. Nosotros no"

Cuando usted se va el equipo está arriba y en estos dos años no ha funcionado nada. ¿Cómo lo ha visto desde fuera?

Es verdad que ha habido demasiados ajustes. Siempre creo que hay una cosa fundamental en esto y es que hay un 90% de posibilidades de triunfar cuando haces el roster. Un error en la confección del roster es muy difícil de modificar para un club como el nuestro, con un presupuesto limitado en el que no puedes hacer un desgaste tan grande como pueden hacer otros para rectificar un mal inicio. Es en lo que no podemos equivocarnos nunca en este club. Por ejemplo, la parte femenina ha acertado de pleno. Han hecho un roster adecuado, con experiencia, con gente nueva, con talento, están todos muy implicados, tienen la misma filosofía, da gusto verlas jugar. Es una gozada. Nosotros no, ni tenemos ese grado de implicación, de compromiso, de experiencia. El roster, de verdad, cuando uno se pone en verano a hacer las plantillas hay que echarle muchas horas y hacer las cosas muy bien. Un minuto tarde en hacer un fichaje o en perder un fichaje es tener luego sufrimiento. Una opinión desde fuera es que las plantillas no se han hecho en esa medida de conjunción. Ya no hablo de talento, porque el talento creo que todo el mundo que se ha fichado tiene talento para jugar en ACB, no es tan difícil jugar en la ACB, ni está tan lejos del talento que tenemos. Pero el roster, la familia… hay que hacer familia, saber quién es el papá, quien la mamá, y cada uno tiene que tener su protagonismo antes incluso de que llegue el entrenador. Y de ahí me parece básico que se respete la filosofía del club.

Desde el principio dijo que quería contar con los jóvenes pero, ¿la falta de resultados hace más difícil darles protagonismo?

Es más complicado, me está costando porque creí que Javi y Lucas podían estar en esto. Con el que estamos haciéndolo un poco más es con Aday porque entendemos que sus condiciones físicas le permiten estar más cerca de la Liga. Me jode mucho con Javi y Lucas pero creo que no es el momento más que del jugador más veterano y los jóvenes deben depender de cómo vaya ese carro, del número de victorias para implicarles más o menos. Ya nos pasó con Vit y con Carlos en su momento. De alguna manera no puedes retroceder en sus carreras porque los resultados no sean buenos, por eso somos más prudentes y pensar qué hacemos con ellos dos. Incluso con Aday.

"A Javi y a Lucas se lo transmito desde aquí, tienen que ganarme más en el día a día, no me lo están pidiendo. Quiero que el jugador me lo pida"

Ya ha dicho que lo primero es salvar al equipo.

Por encima de cualquier cosa es Casademont Zaragoza. Aunque sí intentamos tener esa filosofía de que ellos vengan, entrenen, sean uno más y poder echarles a pista cuando lo veamos pero por encima de todo es Casademont Zaragoza. Otra cosa es lo que me estén dando entrenando, que creo que es lo que más les está costando. No me están ganando ninguno y quiero que me ganen entrenando en el día a día. A Javi y a Lucas se lo transmito desde aquí, tienen que ganarme más en el día a día, no me lo están pidiendo. Quiero que el jugador me lo pida. Yo puedo ser más o menos valiente pero quiero que el jugador me lo pida trabajando, no de palabra o de prensa, sino trabajando.