En Directo

CASADEMONT ZARAGOZA

La crónica del Nymburk-Casademont Zaragoza: un regalo demasiado caro (70-64)

El Casademont cae en Nymburk en un mal partido y se queda sin margen de error en Europa

Kravic intenta anotar ante Tuma.

Kravic intenta anotar ante Tuma. / FIBA

Dejarlo todo para el final o confiarse en exceso no suele ser un buen negocio en el deporte profesional. Que se lo digan si no al Casademont Zaragoza, que se quedó a las puertas de remontar once puntos pero que acabó pagando demasiado caros el cúmulo de errores que cometió frente al Nymburk. Cayó en la República Checa (70-64) y ahora tendrá que ganar los dos partidos que le quedan en el Príncipe Felipe, contra el Gravelines y el Manisa, para acceder a los cuartos de final de la FIBAEurope Cup. No obstante, la derrota del Gravelines frente al Manisa (73-80) le deja incluso abierta la primera plaza del grupo y al Manisa, con opciones de clasificarse. Para colmo, Dídac Cuevas acabó fuera del partido con un codazo en la nariz que le hizo sangrar en abundancia.

No fue el día del Casademont, y no lo fue desde el inicio, solo en algún ratito suelto. Porfirio Fisac sorprendió de inicio con un quinteto nada habitual, con Gielo al tres, buscando la altura y una ventaja interior que no encontró casi nunca porque a sus jugadores les faltó acierto. A ambos les costó anotar de inicio y solo lo hicieron desde el tiro libre porque el Nymburk lo apostó casi todo el triple y le costó 19 minutos lograr el primero y porque los árbitros señalaron multitud de faltas, cambiando después el criterio conforme avanzaba la primera parte.

La segunda falta de Watt adelantó la salida de Kravic a la pista y este movimiento, junto a la entrada también de Yusta, le empezó a cambiar la cara al Casademont. El pívot comenzó a ganar su sitio en la pintura y el madrileño, a anotar y repartir juego. El Nymburk llegó a ponerse 9-2 porque al Casademont le costó más de cinco minutos anotar su primera canasta. Los cambios le permitieron igualar el partido y la irrupción de Dídac Cuevas terminó por impulsar al equipo. El base estuvo valiente y decidido, muy intenso tanto en defensa como en ataque, equivocándose muy poco, dando sentido a todo lo que hacía en la pista

Anotó dos triples lejanos casi seguidos y no tardó en convertirse en el máximo anotador del equipo con 8 puntos, permitiendo al equipo tomar su primera ventaja y las riendas del partido en el segundo cuarto. Ahí tuvo el Casademont sus mejores minutos de juego, los más fluidos, para alcanzar una diferencia de cinco puntos (26-31) que se esfumó cuando el Nymburk anotó sus primeros triples. El segundo, en la jugada final en la que solo quedaban cuatro segundos y Tuma lanzó solo (34-33).

Mal cuarto

Fisac cambió de idea y puso un quinteto más habitual en el tercer cuarto, pero tampoco funcionó porque el Casademont estuvo apático y errático, le costó anotar, no encontró nunca su ritmo, tuvo problemas para controlar el rebote y solo se aplicó en defensa cuando vio que se le escapaba el partido. Además, la zona tampoco obtuvo demasiados frutos. El Nymburk logró sobrepasar la barrera de los diez puntos (51-40) y, aunque el Casademont se esforzó por reducir la ventaja antes del parcial definitivo, lo afrontó con diez de diferencia (53-43).

Para ese cuarto, el técnico apostó por sus dos bases en busca de algo más de control y liberar así a Bell-Haynes. Funcionó porque el canadiense se echó el equipo a la espalda y asumió la responsabilidad anotadora junto a Sulejmanovic. Entre ambos impulsaron al equipo para ponerse a dos puntos con algo más de cinco minutos de juego (61-59) pero el Casademont falló hasta dos oportunidades seguidas para empatar el duelo, pero hasta ahí llegó el equipo. Sulejmanovic cometió la falta, volvió Mencía pero ya no tenía el ritmo de la primera parte. El Nymburk volvió a escaparse y, aunque el Casademont quería, ya no podía. Para colmo de males, Dídac Cuevas tuvo que retirarse sangrando abundantemente tras un codazo en la nariz de Gordon. El equipo se quedó sin remontada, sin victoria y sin averaje. Y sin margen de error en Europa.

FICHA TÉCNICA

Era Nymburk: Gordon (13), Bell (4), Bohacik (9), Mathon (6), Rylich (8) –cinco inicial–, Kriz (6), Novak, Sehnal (10), Kovar (4), Collins (3), Tuma (7).

Casademont Zaragoza: Bell-Haynes (15), McFadden (7), Gielo (4), Sulejmanovic (14), Watt –cinco inicial–, Traoré, González, Kravic (4), Yusta (4), Langarita, Mencía (8), Cuevas (8).

Parciales: 16-17, 18-16, 19-10, 17-21.

Árbitros: Jurcevic (CRO), Prpa (SRB) y Pesic (SRB).

Eliminados: Sulejmanovic y Yusta.

Incidencias: Partido disputado en el Sportovni Hala de Nymburk.

Así hemos contado el partido en directo: