CASADEMONT ZARAGOZA

La igualdad llega a la grada en el Casademont Zaragoza

La pasada temporada los equipos masculino y femenino del Casademont Zaragoza congregaron a un número muy similar de espectadores: 128.634 los chicos y 126.254 las chicas en el acumulado del año

Imagen de la grada durante el último partido de la temporada del Casademont femenino frente al Valencia.

Imagen de la grada durante el último partido de la temporada del Casademont femenino frente al Valencia. / MIGUEL ÁNGEL GRACIA

La igualdad ha llegado a la grada del pabellón Príncipe Felipe. Prácticamente el mismo número de personas han pasado por la instalación zaragozana para ver los partidos del Casademont Zaragoza masculino y femenino, consolidando así el espectacular crecimiento del fenómeno social en el que se ha convertido el equipo de Carlos Cantero. En total han sido 128.634 personas las que han asistido a los partidos del conjunto masculino, tanto en la ACB como en Europa, y 126.254 las que han presenciado los encuentros de Liga Femenina Endesa y Euroliga. Más de 254.000 personas han pasado por el pabellón para animar al Casademont Zaragoza.

Esa igualdad casi ha alcanzado también a los partidos de Liga, que se disputan en fin de semana. El equipo de ACB ha cerrado el curso con una media de 5.981 espectadores, mientras que el de Liga Femenina Endesa ha sumado un espectacular promedio de 5.131 espectadores por jornada. Mientras, en competición europea la asistencia fue mucho mayor para el conjunto femenino, que reunió a 4.237 espectadores de media por partido, mientras que para la FIBA Europe Cup masculina asistieron 2.682 de media.

El enorme tirón del equipo, que además casi no ha perdido partidos en casa, el notable incremento del número de abonados solo del femenino, que pasó de poco más de cien a 1.000, y el hecho de clasificarse para los playoffs tanto de la Liga como de la Euroliga han sido algunos de los factores que han hecho seguir aumentando la afluencia de público del equipo femenino. En los cuartos de final contra el Estudiantes hubo más de 5.000 y, en las semifinales frente al Valencia, más de 6.000 y en ambos duelos todos los aficionados tuvieron que pasar por taquilla. 

En Euroliga, el duelo ante el Cukurova turco de cuartos de final congregó a 5.626 personas y tampoco entraba en el abono. Además, ha habido picos como los 8.983 contra el Valencia el 23 de diciembre o los 9.273 del 29 de octubre ante el Celta en el Día del Baloncesto Femenino Aragonés que supusieron un récord de asistencia en la Liga Femenina Endesa. El Príncipe Felipe también batió el récord en la Copa de la Reina con los 10.800 espectadores que abarrotaron, lleno absoluto, la instalación en la final de 2023.

El club está encantado de este crecimiento en la afluencia a su equipo femenino y valora muy positivamente que se haya alcanzado esa igualdad en la grada, pero su objetivo es aumentar el número de abonados hasta lograr los 7.500 y recuperar las cifras de temporadas atrás. Sobre todo, que el conjunto masculino vuelva a enganchar a la afición. Esta última temporada fueron 107.758 las personas que presenciaron los encuentros de la ACB y 20.976 los que asistieron a los partidos de la FIBA Europe Cup, una competición que tuvo poco tirón y que se disputó con entradas muy inferiores a lo que venía siendo habitual en la competición doméstica. Esa es otra asignatura pendiente.