Entrevista

Mariona Ortiz: "Si voy a los Juegos Olímpicos es gracias al Casademont Zaragoza"

La base del equipo aragonés confiesa la importancia que ha tenido el club y la ciudad para, a sus 32 años, poder entrar en la lista definitiva para la cita olímpica de París. Tal es su agradecimiento que reconoce que el Casademont será su último equipo en España porque «no me siento capaz de jugar en contra»

Mariona Ortiz, sonriente durante un entrenamiento con la selección

Mariona Ortiz, sonriente durante un entrenamiento con la selección / EL PERIÓDICO

Arturo Pola

Arturo Pola

P: ¿Qué es en lo primero que pensó cuando se confirmó su presencia en los Juegos Olímpicos?

R: Empecé a mirar atrás. Me acordé de todas las noches sin dormir y del trabajo de muchos años, tanto físico como mental. Acabé llorando en mi habitación. Yo sé toda la historia que tengo detrás y que ahora me llegue está oportunidad es una satisfacción brutal. Es algo que a mis 32 años ya no esperaba.

P: ¿Sabe mejor alcanzar la mejor versión de una misma y los mayores éxitos en su carrera cuando se ha pasado por momentos duros?

R: No tengo tampoco con qué compararlo, pero lo que sí que puedo decir es que ahora, en un momento en la que ya tengo este punto de madurez, sabe muy bien. Sientes que por fin te ha llegado la recompensa. Pensé en muchos momentos en dejarlo y gracias a Dios que no lo hice. He tenido una gran resiliencia estos años.

P: Imagino que habrá recibido muchos mensajes de felicitación. ¿Alguno le ha sorprendido especialmente?¿Ha hablado con Carlos Cantero?

R: Sí, creo que cientos (ríe). He hablado con Carlos, sí. Justo me escribió ayer (por el martes) diciéndome que se alegraba mucho por mí y que me esperaba a la vuelta. Del resto de mensajes me han hecho mucha ilusión los de mis compañeras y también los de excompañeras que he tenido a lo largo de mi carrera. Me ha escrito hasta gente que yo pensaba que ni se acordaba de mí.

«Cuando me enteré , acabé llorando en mi habitación. Yo sé toda la historia que tengo detrás»

P: ¿Cómo de importante ha sido su fichaje por el Casademont y su estancia en Zaragoza para, primero, ser MVP nacional y después llegar a unos Juegos Olímpicos?

R: Si estoy con la selección y puedo ir a París es gracias al Casademont Zaragoza. Me han hecho sentir muy cómoda, me han puesto muchas más facilidades que complicaciones y gracias también a la habilidad que yo tenía es lo que ha posibilitado que yo esté aquí. Me gustaría que tanto el club, como mis compañeras, como la Marea Roja sientan que forman parte de esto. Me gustaría compartir la experiencia con todos ellos y si me mandan mensajes trataré de responder a todos porque gracias a todos lo he conseguido.

P: Va a coger el relevo de Vega como capitana y desde Zaragoza se van a seguir los pasos de ambas como si fuerais dos aragonesas más. ¿Se siente ya un poco así? 

R: Claro. Desde que llegué Zaragoza se ha convertido en mi segundo hogar. He sido y soy muy feliz. No sé si podré coger el relevo de Vega, su papel será muy difícil de suplir, casi imposible. Lo intentaremos, pero no solo yo, lo haremos entre todas.

P: Volviendo a los Juegos Olímpicos...si poder ir ya es un sueño para usted imagino que ganar una medalla sería lo máximo. ¿Es ese el objetivo con el que va a viajar Mariona Ortiz a París?

R: Ganar una medalla olímpica creo que es lo máximo a lo que puede aspirar un deportista. Yo soy un poco nueva en la selección, pero desde el primer momento todas transmiten unas ganas, una capacidad de trabajo y unos valores que casi te obligan a que ese sea el objetivo, sí. Pero tendremos que ir día a día. A unos Juegos Olímpicos solo van 12 equipos, son todos muy buenos y ya veremos dónde nos pone la clasificación.

«Me gustaría que el club, la ‘Marea Roja’ y mis compañeras se sintieran parte de todo esto»

P: ¿Cómo se encuentra a nivel físico después de una temporada con tanto desgaste como la que ha vivido con el Casademont?

R: Me encuentro muy bien, ahora mismo estoy con la ilusión de una niña y estoy bien.

P: En el Casademont Zaragoza tiene usted un protagonismo y unos galones que de momento en la selección no. ¿Cree que le va a costar adaptarse a ese nuevo rol? ¿Ha hablado de ello con el seleccionador?

R: Lo primero es agradecerle la oportunidad de estar aquí. Yo estoy para ayudar en lo que pueda y en la forma que pueda, en todo lo que se me pide. No es una circunstancia que me pase solo a mí, le pasa a la mayoría de mis compañeras. A través de los partidos se verá lo que puedo aportar y lo que no. Aún no sé si voy a tener muchos minutos o ninguno, pero tengo claro que sea lo que sea estará bien. Voy a ser feliz de todas maneras.

"En España solo me veo jugando en el Casademont Zaragoza. Es un equipo que me ha dado tanto y al que le tengo tal agradecimiento que no me siento capaz de jugar en contra"

P: Alguna vez ha comentado ya que no pensaba tardar mucho en retirarse. ¿Ha cambiado algo está convocatoria en sus pensamientos?

R: Creo que no, que no cambia mucho. Mi retirada está cerca, pero ya estaba cerca antes. Lo que sí que siente es que esta experiencia vital en el final de mi camino es una recompensa que creo que merezco. Entonces, esa idea (la retirada) lleva en mi cabeza mucho tiempo y no sé si esto lo adelanta o lo atrasa, yo voy siempre año a año y la decisión la tomaré dentro de un tiempo.

P: ¿Será el Casademont el último club de la carrera de Mariona?

R: No lo sé....sinceramente no lo sé. Sí que te puedo decir que, a día de hoy, en España solo me veo jugando en el Casademont Zaragoza. Es un equipo que me ha dado tanto y al que le tengo tal agradecimiento que no me siento capaz de jugar en contra. Eso es lo único que tengo muy claro. A partir de ahí, ya veremos.