40 euros. Esa es la cantidad de dinero que un amigo había dejado a otro hace unos días, si bien el prestamista decidió reclamarlos porque en ese momento los necesitaba y lo que se llevó no fueron billetes, sino una agresión con una tijera por la espalda. Gracias al perfil de Instagram del autor, el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón consiguió identificar y detener a A. L. P., de 37 años, de origen español y con antecedentes por lesiones y robo con fuerza.

Los hechos ocurrieron el pasado sobre las 20:30 horas en la calle Mi tío, en el zaragozano barrio de Casablanca. Fueron unos vecinos los que llamaron a la sala del 091 para comunicar que se estaba produciendo una fuerte pelea entre dos personas y una de ellas le había clavado a la otra unas tijeras.

A su llegada, los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana observaron a un individuo apoyado en un coche que sangraba abundantemente por la espalda, que les manifestó que se había peleado momentos antes con un conocido del barrio y que éste le había pegado puñetazos y patadas, llegando a caer ambos al suelo. Fue entonces cuando sacó unas tijeras y le pinchó en la espalda, escapando después.

Tras lo sucedido se personó una ambulancia que trasladó al agredido al hospital universitario Miguel Servet de la capital aragonesa para ser tratado de una herida incisiva en la zona lumbar de unos cinco centímetros que requirió de puntos de sutura.

El Grupo de Homicidios realizó las investigaciones y gestiones oportunas para identificar y localizar al presunto autor de la agresión, siendo detenido sobre las 12.50 horas del domingo.

Horas después fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Zaragoza, cuyo juez titular decretó su puesta en libertad, con la obligación de presentarse ante la Autoridad judicial cuando para ello fuera requerido.