SUCESOS EN ARAGÓN

Roban en una tienda de Zaragoza y golpean a sus propietarios

Los autores, dos jóvenes ya detenidos, pegaron a la dueña con un palo

Vehículo de la Policía Nacional en una actuación.

Vehículo de la Policía Nacional en una actuación. / EL PERIÓDICO

El Periódico de Aragón

La Policía Nacional ha detenido en Zaragoza a dos jóvenes por agredir, presuntamente, al dueño de una tienda de alimentación y a su esposa cuando se vieron sorprendidos en el momento de robar diversos artículos. No era la primera vez que estos individuos, de 21 y 25 años, hurtaban en el establecimiento, situado en la plaza de San Gregorio. Además, los dos tienen numerosos antecedentes policiales.

 Los hechos tuvieron lugar en torno a las 11 de la noche de ayer. La Policía recibió un aviso de que había dos hombres causando destrozos en un establecimiento de alimentación.

 Al llegar al lugar, los agentes de una patrulla dieron el alto a dos jóvenes que se marchaban de la tienda y que varios viandantes les señalaron como las personas que habían causado los daños.

 Una vez en el local, los agentes encontraron a su propietario, que sangraba por la boca, y a su mujer, que estaba herida en el suelo. Por eso llamaron a una ambulancia para que ambos recibieran asistencia sanitaria. La mujer tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario para ser valorada y tratada de sus lesiones.

A palos

Los agentes hablaron con el responsable del local, que les dijo que momentos antes los jóvenes que tenían retenidos habían empezado a coger diversos artículos como botellas de alcohol, caramelos y frutos secos y que habían intentado salir del comercio sin abonar los productos.

 Asimismo relató que al tratar de evitar el robo le habían propinado un puñetazo en la boca y empujado fuertemente y que al ir a ayudarlo, a su mujer le habían dado varios golpes con un palo y la habían lanzado contra el suelo, por lo que se había golpeado en la cabeza y el costado.

 Además la víctima dijo conocer a estos dos individuos porque en varias ocasiones ya les habían hurtado productos de su comercio.

 Por ello los policías detuvieron y trasladaron a dependencias policiales a los dos jóvenes, que horas después fueron puestos a disposición del juzgado en funciones de guardia.