Su obsesión por coleccionar relojes podría ayudar a la Guardia Civil a ampliar la lista de víctimas, mujeres mayores, que cayeron en manos del médico de familia afincado en Jaca y que fue detenido la pasada semana por estafar, robar y lesionar a una viuda. Los agentes estarían investigando la posibilidad de que haya más víctimas de este vecino de Jaca, F. L. B., de 63 años.

Quién no se va a fiar del médico rural que lo deja todo por ir a visitar a un paciente a su casa. Más aún en el medio rural. Bajo esa premisa, según fuentes judiciales consultadas por EL PERIÓDICO, se habría ganado la confianza de mujeres, especialmente de ancianas, en las zonas de Ayerbe, Canfranc y Jaca y sus pedanías en las que ejerció, así como también en Sos del Rey Católico. Asimismo estuvo en Navarra y Cantabria.

De ahí que el instituto armado haya hecho un llamamiento a las personas que hayan sufrido robos de relojes o joyas en el interior de su vivienda mediante el «método del descuido», ya que el detenido supuestamente se aprovechaba de la confianza de las personas que visitaba para sustraer objetos de valor.

La víctima lo nombró heredero universal

La investigación se inició a raíz del aviso de los servicios sociales y los vecinos, que indicaban que el posible autor se estaba aprovechando de su víctima, que además tenía movilidad reducida. Tras quedar viuda, el ahora detenido comenzó a acudir de forma más habitual a su domicilio. Una vez conoció su patrimonio inmobiliario y económico, estableció sobre ella un claro control y la alejó de los vecinos, llegando esta a nombrarlo heredero universal de todos sus bienes y patrimonio económico. Una serie de hechos que su familia desconocía.

La víctima manifestó a la Guardia Civil que había observado cómo se habían producido en su cuenta extracciones de dinero de más de 100.000 euros y que echaba en falta diversos enseres en su casa. Estos indicios condujeron a la detención del sospechoso y se llevaron a cabo registros domiciliarios en los que se localizaron numerosos poderes notariales, un documento en el que se establecía una cesión de antigüedades, supuestamente para llevar a cabo su venta, y joyas como relojes, algunos de alta gama, y colgantes, entre otras

Uno de estos relojes, sustraído hace 18 años y valorado en 6.000 euros, permitió a la Guardia Civil llegar a la conclusión de que el sospechoso se habría aprovechado de la víctima durante muchos años. Los objetos fueron devueltos a la propietaria, aunque se sospecha que podrían existir más víctimas. De hecho, se halló un centenar de relojes.

Orden de alejamiento

Este médico perteneciente al Servicio Aragonés de Salud está en estos momentos en libertad provisional como supuesto autor de los delitos de estafa, apropiación indebida, blanqueo de capitales, hurto y lesiones, tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 2 de Jaca. No obstante, se decretó una orden de alejamiento con respecto a la anciana viuda que fue víctima.

Desde la Guardia Civil de Huesca se recuerda a las personas mayores que ante cualquier incidencia no duden en ponerse en contacto de inmediato con el 062 para que una patrulla pueda dirigirse rápidamente a prestarles el auxilio que necesiten.