Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

Una menor desaparecida en Zaragoza reaparece y denuncia haber sido violada

La adolescente de 16 años volvió a casa nueve días después y se lo contó a su madre. Un juzgado de Zaragoza emite una orden de busca y captura internacional

Imagen de recurso de la Policía Nacional. P. N.

Nueve días estuvo su familia en un vilo, después de desaparecer. Cuando regresó a su casa en Zaragoza, la alegría duró poco porque la joven explicó a su madre que el chico con el que se había fugado la había agredido sexualmente. Ahora, la Policía Nacional trata de identificar y localizar al sospechoso después de que se haya emitido una orden internacional de búsqueda porque podría estar en Francia. No será fácil porque hay cuatro identidades distintas de él.

La denuncia ante el Grupo de Menores (Grume) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón se interpuso el pasado jueves cuando se presentó la madre de la menor y explicó que su hija -cuyo nombre omite este diario para preservar su intimidad- llevaba moratones, un corte en el brazo y que había sido agredida sexualmente «unas cuatro o cinco veces».

La menor, por su parte, explicó a los agentes que conoció al chico a la salida del instituto. No lo había visto nunca antes, pero le pareció atractivo e intercambiaron el número de teléfono y el Instagram. Él le dijo que tenía 26 años, que era de origen argelino y que se llamaba Faysal. Pronto intercambiaron mensajes y quedaron a la hora en la que ella tenía que ir a clase. Se despidió de su madre, haciéndola creer que iba al instituto pero se fue al bar en el que había quedado con el chico.

Con él estuvo paseando y a ella le chocó una herida que llevaba en la pierna. Le preguntó sobre la misma y él le contestó que fue de una pelea «y que tenía una orden de alejamiento de la zona de Conde Aranda, así como a cinco chicos más». Tras el paseo se fueron a casa del joven, quien trató de besarla en la cama, pero la menor le dijo que no. En ese momento, según la chica, él la respetó.

«Vístete, que no ha pasado nada, te quiero, lo que ha pasado queda entre nosotros»

decoration

 

Quedaron varios días después hasta que un día la violó. Le espetó al terminar, mientras ella lloraba: «Vístete, que no ha pasado nada, te quiero, lo que ha pasado queda entre nosotros» y le dio un beso en la mejilla. Pese a esta agresión, siguieron quedando y hablando.

Llegó el día en el que él le propuso «fugarse a Francia». Según la declaración de la chica, este le dijo que tenía amigos allí. Al principio se opuso, siendo convencida por la hermana del individuo quien llegó a llamarla para decirle que «era un buen chico». Finalmente ella preparó una mochila y volvió a decirle a su madre que iba a clase, pero acabó dentro de un tren rumbo a Perpignan. Iban con unos billetes expedidos por el sospechoso con identidades falsas.

Ya en Francia, la menor relató a los agentes varios episodios en los que sintió miedo. Fue forzada sexualmente e incluso le obligó a apagar el móvil para que no la localizaran. Un día lo encendió y el joven vio que el exnovio de la chica le había mandado un mensaje para saber qué tal estaba. La respuesta de él hacia el chico fue: «Sé donde vives, si te encuentro te mato». 

Una situación que puso nervioso al joven de 26 años que preguntó a sus amistades en Zaragoza, quienes le dijeron que les estaba buscando «hasta la Policía». Ante ello, el joven habría obligado a la chica a teñirse el pelo de rubia para evitar ser reconocida, intensificándose el nerviosismo por parte de él y, por ende, las agresiones sexuales y las palizas hacia la chica. Al final, ella consiguió regresar a Zaragoza, tras convencerle de que «iba a tranquilizar la situación y que luego se irían a Argelia donde se casarían». El sospechoso se lo creyó y la dejó ir.

Todo ello conllevó que la Policía Nacional calificara el nivel de riesgo Viogén como «alto» activándose protección policial, si bien la judicial, solicitada por la abogada de la víctima, Cristina Martínez Bellido, fue aplazada por el juez a la espera de la detención. 

Pide ayuda

El 016 atiende a las víctimas de todas las violencias contra las mujeres. Es un teléfono gratuito y confidencial que presta servicio en 53 idiomas y no deja rastro en la factura. También se ofrece información a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y asesoramiento y atención psicosocial mediante el número de Whatsapp 600 000 016. Además, los menores pueden dirigirse al teléfono de ANAR 900202010Todos los recursos contra la violencia de género.

El teléfono de la Policía Nacional es el 091 y el de la Guardia Civil 062.

Compartir el artículo

stats