Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

La Policía Nacional detiene en Almería al asesino de Delicias que estaba fugado tras matar a su excuñado

Los agentes le interceptaron cuando trataba de huir a su país, Gambia. La víctima, de 42 años, presenta una docena de puñaladas en su cuerpo

Bobo Keitia, el asesino que buscaba la Policía Nacional. El Periódico de Aragón

La localización y detención del gambiano Bobo Keita era una prioridad para el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón después de que consiguiera fugarse el pasado miércoles tras cometer el crimen y acaba de ser capturado. La brutalidad empleada a la hora de asesinar a puñaladas a su excuñado en una vivienda del zaragozano barrio de Delicias lo convirtió en objetivo número 1 para arrestarlo cuanto antes.

Los investigadores intensificaron el operativo tras valorar la opción de que podía encontrarse fuera de Zaragoza. Y así fue porque había conseguido irse a Almería y tenía todo listo para viajar a su país.

Su comportamiento tranquilo tras coser a puñaladas a Alie, de 42 años, en las escaleras del número 29 de la calle Don Pedro de Luna en el que vivía la víctima le habría ayudado. Como adelantó EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, se fue corriendo por la calle Graus hacia Sangenís, accediendo a un bar, donde llegó a esconderse y lavarse en los baños.

Antes de introducirse por la parte trasera de este establecimiento hostelero con terraza en el paseo Calanda se desprendió de la chilaba azul de estilo africano que estaba impregnada en sangre de la víctima y del cuchillo de doble filo con el que apuñaló a la víctima una docena de veces, especialmente en el abdomen, lo que hizo que perdiera órganos.

Un odio reflejado en la agresividad de las puñaladas que respondería inicialmente a que Alie estuviera protegiendo de Bobo Keita a su hermana, de la que se había separado y respecto a la que incluso tenía vigente una orden de prohibición de comunicación y aproximación. Ella le había denunciado por violencia de género.

Una situación con la que el sospechoso no estaría de acuerdo y de ahí que recorriera los más de 300 kilómetros por carretera que separan Zaragoza de Barcelona, ciudad en la que residía.

Lo hizo en un coche, un Mercedes viejo, que llegó a aparcar en el número 75-77 de la calle Don Pedro de Luna, a unos metros del 29, lugar en el que la víctima sufrió una emboscada. Bobo Keita le llamó al móvil y cuando bajaba las escaleras lo acuchilló reiteradamente. 

Compartir el artículo

stats