Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

12 kilos de marihuana, 14.000 euros, ocho detenidos en Zaragoza y solo uno acaba en la cárcel

La macrooperación policial se desplegó en El Gancho en 2020

Operación policial en el zaragozano barrio de El Gancho con ocho detenidos. POLICÍA NACIONAL

Más de 12 kilos de marihuana; 596 gramos de hachís; 14.200 euros en efectivo, balanzas de precisión; 162 camisetas y pantalones de marca –distribuidas en cajas con su embalaje original­–; varias armas así como numerosas joyas. Ese fue el saldo de una macrooperación policial desplegada en 2020 en el zaragozano barrio de El Gancho en el que hubo ocho detenidos, pero que en el juzgado se ha desinflado. De todos, solo uno va a cumplir condena de prisión.

Ya durante la instrucción cuatro de los arrestados consiguieron el archivo de la causa contra ellos, mientras que otros cuatro no pudieron evitar sentarse en el banquillo. Eso sí un acuerdo entre la Fiscalía y la abogada de la defensa, Olga Oseira, redujo de forma considerable la pena. Tres de ellos aceptaron 24 meses de cárcel y el cuarto 12 meses, pero curiosamente solo estará entre rejas este último porque es el único que tenía antecedentes y el ministerio público se opuso a que se le suspendiera la pena. Eso sí no les saldrá gratis por completo, ya que deberán abonar 70.000 euros en concepto de multa.

La Policía Nacional desplegó la operación en dos fases, llegando a comprobar que tras la primera incluso hubo un parón ante el miedo a ser pillados. Actuaban en dos domicilios en la calle Morera y en Aguadores, donde se trasladaban compradores de otros barrios de la ciudad para adquirir en su mayoría marihuana y hachís, siendo citados de forma previa por uno de los miembros de este grupo organizado, el cual le daba instrucciones para acceder a la vivienda donde le esperaba el encargado de proporcionarle la droga.

Marihuana, dinero, joyas y armas intervenidas. POLICÍA NACIONAL

Los agentes hicieron constar en su investigación que la organización criminal formada por españoles estaba perfectamente estructurada con funciones específicas para cada uno de sus miembros. Cuando había presencia policial en la zona, los familiares que se encontraban distribuidos de modo estratégico en las inmediaciones, alertaban a los vendedores, haciendo más compleja las labores de prevención y detección de estas actividades ilícitas.

De ahí que la operación policial se realizara en la madrugada del 22 de octubre para intentar arrestarles in fraganti. Realizaron la entrada y registro simultánea en estas viviendas y dos locales muy próximos en un dispositivo en el que actuaron Guías Caninos, el Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES), la Unidad de Intervención Policial, el Grupo Provincial de Policía Científica, el Grupo Provincial de Seguridad Ciudadana, el Servicio de Medios Aéreos, además de los propios investigadores. 

Compartir el artículo

stats