Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

Una jefa del Servet de Zaragoza, al banquillo por cotillear el historial de una vecina durante un conflicto

La denunciante se enteró de que sabían la medicación que tomaba durante una discusión. La acusada afronta cinco años de prisión y su inhabilitación durante otros 12 años

Entrada al hospital Miguel Servet. El Periódico de Aragón / Archivo

En mayo de 2020 España estaba confinada por culpa del covid-19. Balcones y ventanas se convirtieron en el principal escenario de socialización entre vecinos. Muchos de ellos se reencontraron en ese tiempo y otros tuvieron encontronazos. Uno de ellos ocurrió en un edificio de Zaragoza y va a acabar en el juzgado con la jefa de Equipo de Gestión y Servicios en el hospital universitario Miguel Servet en el banquillo. Esta acusada de revelar el historial clínico de una mujer y de su hija con la que había un conflicto vecinal.

La denuncia la interpuso la aludida. Ella se fue a vivir con su hija a uno de los números de esta vía del barrio de Delicias en 2019 produciéndose desde el principio problemas de convivencia entre unos y otros. En alguna ocasión incluso intervino la Policía Local y hasta hubo una mediación entre las partes, pero el hecho delictivo que está en cuestión se produjo un 30 de mayo. Ese día, según la denunciante, en el patio de luces de la comunidad, ante la atenta mirada de varios vecinos, esta mujer se quejó de que llevaba un año sin dormir por culpa de una pareja. La sorpresa fue la contestación que recibió: «Un año... Un año y cinco sin dormir también llevas.... Normal. El Orfidal de 5 mg no es que te lo acaben de recetar porque acabo de llegar...». Una afirmación que sorprendió a la mujer porque ese detalle clínico no lo podía saber esta pareja, salvo que él, que trabaja de enfermero, hubiera accedido a su historial.

Ante ello, esta mujer no dudó ni un segundo en denunciar la posible vulneración de sus derechos y, por ende, el posible delito de revelación de secretos. Una sospecha que confirmó el Servicio Aragonés de Salud que realizó una investigación interna y que arrojó un dato todavía más sorprendente: el enfermero no era la persona que había accedido a los ficheros, sino, supuestamente, otra vecina del edificio que trabaja en el hospital Miguel Servet.

Este hallazgo pericial llevó al Juzgado de Instrucción número 8 de Zaragoza a archivar la causa contra la pareja que le espetó la medicación prescrita a la denunciante en un alarde de espontaneidad, pero acordó imputar a la trabajadora del centro hospitalario como supuesta autora de un delito de revelación de secretos al introducir las claves de un médico que estaba ausente para cotillear el estado mental de la vecina en conflicto.

En paralelo, el Salud abrió un expediente disciplinario por la comisión de una infracción grave, llegando a sancionarla con seis meses de suspensión de funciones.

Ahora, la jefa de Equipo Gestión y Servicios del hospital afronta cinco años de prisión, 20.000 euros de multa y otros 12 de inhabilitación que solicita la acusación particular, si bien la Fiscalía, que también ve delito, rebaja la condena de cárcel a 3 años y medio. En el juicio, que se celebrará en la Audiencia Provincial de Zaragoza, está citado como testigo José María Arnal Alonso, director gerente del Servicio Aragonés de Salud y el del Miguel Servet.

Compartir el artículo

stats