El peluquero que fue apuñalado en la calle San Antonio Abad el pasado mes de agosto se encuentra en libertad provisional después de que la magistrada haya decretado hoy su no ingreso en prisión. Por su parte, la fiscalía no lo ha solicitado en este proceso judicial. Como ya adelantó ayer este diario, el abogado del agresor, Joaquín Tortajada, solicitó el ingreso en prisión del peluquero porque, supuestamente, habría suministrado narcóticos a su defensa para agredirle sexualmente. De esta forma, le habría retenido en contra de su voluntad; consiguiendo huir de la casa previo acuchillamiento en la cama.

Los agentes que se personaron en el número 60 de esta calle del barrio Delicias hallaron cocaína, un billete enrollado para esnifarla y tres medicamentos que provocan somnolencia: Diazepam, Lidocaína y Zoldipam. Con estos fármacos, el peluquero habría conseguido, presuntamente, someterle químicamente, tal y como aseguró el autor de las puñaladas en su declaración inicial ante la Policía Nacional y que ayer ratificó en el Juzgado de Guardia.

La magistrada, tras escucharle, acordó el inmediato ingreso en prisión provisional por un delito de asesinato en grado de tentativa para J. C. L. E., de origen nicaragüense en situación regular en España y sin antecedentes.