Kiosco Caso Abierto - El Periódico de Aragón

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

Cárcel para un copiloto tras hallar un kilo de cocaína debajo de los asientos del coche en Pina de Ebro (Zaragoza)

El tribunal considera que el hombre sabía que la droga estaba ahí

Los hechos se remontan al 7 de noviembre de 2021. EL PERIÓDICO

Durante el juicio aseguró que él solo acompañaba a su amigo en el coche para irse de fiesta a Salou y que no tenía ni idea de que debajo de su asiento y de el del piloto había un total de un kilo de cocaína pura. Una explicación que no convenció a la Audiencia Provincial de Zaragoza que le acaba de imponer tres años de prisión como cómplice en la caravana de droga que dirigía el conductor del turismo, que ha sido condenado a seis años. Inicialmente afrontaban cada uno siete años y medio.

El vehículo en el que iban ambos, M. E. G. y J. G. B., de origen marroquí, recibió el alto sobre las 00.15 horas del pasado 7 de noviembre de 2021. Fue en la AP-2, a la altura de Pina, cuando una patrulla de la Guardia Civil halló debajo de los asientos del copiloto y conductor sendos paquetes envueltos con una cinta de embalaje que contenían sustancias que, una vez analizadas, resultaron ser una mezcla de levamisol y cocaína, con una riqueza esta última del 53,96% y del 48,25%, con un resultado de 536,95 y 478,35 gramos de cocaína pura, es decir en total 1.015,30 gramos. Según la investigación, el acusado J. G. B. estaba transportando la droga que había cogido en Zaragoza y regresaba a Reus. Se les ocuparon sus teléfonos móviles y 136,70 euros procedentes de su actividad delictiva.

Destacan los magistrados en la sentencia que sin la intervención del copiloto se hubiera producido igualmente el transporte de la droga, pero rechazan sus explicaciones, que califican de «no creíbles».

«Si la fiesta era en Salou no entendemos cómo acompaña a su amigo desde Reus a Zaragoza para, a continuación, después de estar en la gasolinera donde se entregaron los paquetes al conductor, quién iba a ir primero a Reus y después a Salou», destacan, mientras añaden que «guardaron debajo de los asientos, y es más, el paquete del copiloto se veía más que el del conductor, por tanto sabía del transporte de la droga, siendo su actividad la de favorecer a la ejecución del delito por parte de su amigo, tratándose de una actividad prescindible».

De ahí que consideren que el acompañante, defendido por el abogado Alejandro Sarasa, debe ser condenado, aunque no a los siete años y medio iniciales. La sentencia no es firme, por lo que podrá ser recurrida al Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA). 

Compartir el artículo

stats