Kiosco Caso Abierto - El Periódico de Aragón

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

Niega regentar una narcoherboristería en Zaragoza, pese a las vigilancias de la Policía

Se le acusa de haber vendido 0,53 gramos de cocaína y 1,83 de cannabis en marzo de 2021 | Los agentes intervinieron 3,53 gramos de cannabis y 0,63 de resina de cannabis durante el registro del establecimiento

Imagen de archivo de un coche patrulla de la Policía Nacional. EL PERIÓDICO

Reconoció que consume hachís a escondidas de su mujer, pero niega haber traficado con drogas en su negocio, al que habría utilizado como una narcoherboristería. Así se defendió ayer A. M. C. del delito de tráfico de drogas por el que se le acusa tras haber vendido 0.35 gramos de cocaína el 12 de marzo de 2021 y 1.83 gramos de resina de cannabis el 16 de marzo de ese mismo año. De hecho, la Fiscalía solicita seis años y medio de cárcel para él, una elevada pena que responde a que el tráfico se había realizado en un establecimiento público.

Según el enjuiciado, la cantidad que se le intervino durante el registro efectuado por la Policía Nacional en su establecimiento -3,53 gramos de cannabis y 0,63 de resina de cannabis- estaba destinada para consumo propio y la guardaba allí para que su mujer no fuera conocedora de su “problema personal”.

Los agentes de la Policía Nacional que participaron en el dispositivo de vigilancia fueron conocedores de ciertas informaciones que apuntaban a este negocio como un posible punto de venta de droga. Tras varios días de vigilancia, uno de los uniformados –pertrechado en su escondite- se percató de que A. M. C. recogía un billete y metía “un paquete pequeño” en la bolsa del comprador.

El comprador de los 0.35 gramos de cocaína –“consumidor no habitual” y vecino a 20 metros del acusado- declaró que esta cantidad la había adquirido a un chaval de su barrio conocido como “El Gallego”. El segundo de ellos, con el que A. M. C. guardaba una relación de amistad, afirmó que la traía de casa e “igual” la tenía en el bolsillo “desde hace un mes”.

Aunque los dos supuestos compradores negaron ayer la compra de estos estupefacientes ante la Fiscalía, uno de ellos, el de la resina de cannabis, sí que lo reconoció ante los agentes en su día. De hecho, les llegó a asegurar que incluso volvería a por más.

Pese a todo ello, la defensa del acusado, la abogada María Fornoza, insistió en la inocencia de su cliente por la imposibilidad de relacionar ambas intervenciones y la inexistencia de básculas de pesaje con las que certificar los pesajes y su posterior venta.

Compartir el artículo

stats