La catedral del Salvador, la Seo de Zaragoza, está declarada Patrimonio de la Humanidad y de Interés Monumental (BIC). Pero ello poco le importó a un joven que decidió plasmar unas pinturas en alusión a la victoria de Marruecos a España el pasado martes en el Mundial. Por suerte, una patrulla de la Policía Local estaba en la zona y le pilló, siendo detenido inmediatamente.

La intervención policial tuvo lugar al día siguiente del partido sobre las 20.30 horas en la calle Dormer. Los agentes observaron a un grupo de tres jóvenes junto a una de las fachadas laterales del templo, comprobando que la pared del monumento había sido pintado con espray de color negro y uno de los jóvenes, menor de edad, portaba un espray de color y pintura similares al grafiti realizado.

Tras efectuar las averiguaciones oportunas se tiene que uno de los presentes, Y. M. A., de 19 años, asumió la responsabilidad de este hecho vandálico, habiendo entregado el spray al menor de edad para evitar su arresto, valiéndose de la ley del menor.