SUCESOS EN ARAGÓN

Detenidos dos ladrones que robaban móviles y carteras en el tranvía de Zaragoza

La Policía recibió el pasado mes de febrero varias denuncias y activó un dispositivo que ha culminado con su arresto. Acumulan 25 antecedentes policiales por hurtos y robos violentos.

Detenidos dos ladrones que robaban móviles y carteras en el tranvía de Zaragoza

Policía Nacional

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La Policía Nacional ha logrado dar con dos ladrones que actuaban de forma reiterada en el tranvía de Zaragoza hurtando móviles a los viajeros. Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón han detenido a dos personas, R. C. y A. O., de 25 y 32 años y de origen argelino, como presuntos responsables de varios delitos de hurto, después de que durante el pasado mes de febrero, en el Grupo de Hurtos se recibieran una serie de denuncias de hurtos al descuido que se venían produciendo en el tranvía de la capital aragonesa. Los dos varones están en libertad con cargos.

Las primeras pesquisas apuntaban a un grupo de hombres pertenecientes a una organización perfectamente estructurada donde cada uno de ellos tenía una especialidad muy determinada y concreta, con un reparto de papeles muy claro y conciso. Para llevar a cabo estos hurtos al descuido, los autores no seleccionaban previamente a la víctima, sino que esta podía ser cualquier persona que detectaran que llevaba el móvil o la cartera en un lugar visible o de fácil acceso para ellos.  

El modus operandi utilizado por estos individuos consiste en un patrón sencillo y muy rápido, que practican repetidamente en diferentes ciudades españolas, consiguiendo así una especialización que hace que sus víctimas no se percaten de que les han sustraído el terminal telefónico o la cartera. Suelen delinquir en espacios con una alta ocupación de personas, en este caso en concreto en el interior del tranvía y de autobuses.

Un modus operandi especializado

Es así como uno de ellos consigue acercarse a la víctima, mientras el segundo integrante realiza labores de vigilancia, aprovechando la aglomeración de gente o el momento más oportuno para darles un pequeño empujón y quitarle el teléfono móvil al descuido. Cuando ya tienen en su poder el botín, salen apresuradamente del medio de transporte o, en ocasiones, no llegan ni tan siquiera a subir, apoderándose de lo ajeno en la propia parada del bus o tranvía. No dudan en utilizar la violencia, empleando cierta agresividad para intentar zafarse, si son sorprendidos por la víctima, huyendo a la carrera si es necesario.

Las pertenencias preferidas por este tipo de grupos dedicados a los hurtos al descuido suelen ser teléfonos móviles de alta gama, pero también sustraen carteras aprovechándose de la situación. Hasta que el pasado 22 de febrero, los agentes especializados no tardaron en identificar a los autores de estos hurtos, establecieron un dispositivo para su localización y detención.

Durante este dispositivo, en las inmediaciones de la avenida José Atarés, los policías sorprendieron a los investigados abriendo el maletero de un coche y apoderándose de un patinete eléctrico, frustrando así otro hecho delictivo que sumarían a su gran historial.

Los detenidos, que suman más de veinticinco antecedentes policiales por hurtos, robos con fuerza y robos con violencia, pasan este sábado a disposición de la autoridad judicial competente, el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.