SUCESOS EN ARAGÓN

Robo millonario de material tecnológico en una nave de Zaragoza

La Policía Nacional ha desarticulado esta organización criminal con base en una vivienda del barrio Usera de Madrid

Estos fueron algunos de los efectos intervenidos en esta operación.

Estos fueron algunos de los efectos intervenidos en esta operación. / POLICÍA NACIONAL

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El robo de material tecnológico en una nave de Zaragoza ha permitido desarticular una organización criminal con base en el distrito madrileño de Usera, donde almacenaban productos electrónicos de alta gama valorados en casi dos millones de euros. El cabecilla de la banda también actuó en Ávila, donde robaron casi 300 ordenadores portátiles de diferentes marcas. Por estos hechos, la Policía Nacional ha detenido a tres varones de entre 27 y 28 años como presuntos responsables de un delito de pertenencia a organización criminal y robo con fuerza.

La investigación se inició a raíz de varias informaciones sobre la posibilidad de que se estuviera utilizando una vivienda del barrio de Orcasitas como lugar de almacenamiento, exposición y venta de productos de alta gama robados. Tras varias averiguaciones, los agentes descubrieron que se había cometido un robo con fuerza en una nave de Zaragoza el 12 de febrero. En la capital aragonesa forzaron el acceso a dicha nave y allí estuvieron retirando durante dos días material informático. Lo escondieron en un sótano de difícil acceso en la vivienda de Usera que utilizaban como base de sus operaciones.

La Policía Nacional desarticula un grupo criminal dedicado al robo y distribución de productos electrónicos de alta gama

Avanzadas las pesquisas, el pasado lunes interceptaron a dos personas que salían de un vehículo portando dos bolsas con productos electrónicos que figuraban como sustraídos en la base de datos policiales, siendo inmediatamente arrestados. Al día siguiente se realizó un registro en la vivienda sobre la cual tenían las sospechas, localizando en un sótano de difícil acceso oculto tras una trampilla en el suelo, numerosos ordenadores, tablets y productos similares todos ellos con su precinto de fábrica intacto. Los investigadores realizaron las primeras comprobaciones y pudieron confirmar que todo el material que habían encontrado procedía del robo cometido en Zaragoza días antes.

Investigaciones posteriores permitieron además confirmar la participación de uno de los miembros, cabecilla de este grupo, en otro robo cometido en Ávila el pasado mes de noviembre donde sustrajeron casi 300 ordenadores portátiles de diferentes marcas.