Parece haber encontrado en los coches un blanco fácil donde descargar su carácter delictivo. Si el pasado mes de mayo este hombre de 39 años y nacionalidad rumana, identificado bajo las iniciales de L. M. C., fue detenido en Zaragoza por rayar quince vehículos en el barrio de Miralbueno, ahora la Policía Nacional le ha detenido en Calatayud por rajar las cuatro ruedas de un turismo. Tras pasar a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Calatayud, el magistrado titular decretó su puesta en libertad con cargos.

Los hechos denunciados se remontan al pasado viernes 1 de junio: la titular del vehículo se encontró con las cuatro ruedas rajadas cuando se acercó a la plaza de aparcamiento en la que había estacionado el coche. Precisamente, en ese mismo momento, la mujer observó que otro turismo se encontraba cruzado en batería bloqueando su salida e incluso un hombre introducía algo en el maletero y, al percatarse de su presencia, se metió rápido en el coche y huyó del lugar. Fue en un abrir y cerrar de ojos, pero suficiente como para que a la víctima le diera tiempo a quedarse con las características físicas del individuo así como también con el color y el tamaño de su vehículo.

La víctima manifestó todo este relato a los agentes de Policía Nacional cuando se personó en la comisaría a interponer la correspondiente denuncia. El sospechoso no fue muy lejos, ya que pocas horas después fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

Precisamente, este individuo ya cuenta en su historial delictivo con antecedentes similares ya que el pasado mes de mayo fue detenido en Zaragoza por rayar y causar daños a 15 vehículos en el barrio de Miralbueno. Al igual que ha sucedido ahora en Calatayud, en aquella ocasión también fue una víctima la que dio la voz de alarma a la Policía; inmediatamente, se personaron allí varias patrullas de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, que le sorprendieron, ya que continuaba dañando coches.