SUCESOS EN ARAGÓN

Agrede a su pareja en Zaragoza y quebranta dos veces la orden de alejamiento

El hijo de la víctima señaló que le propinó dos bofetadas, aunque la madre lo negó rotundamente

Ya suma antecedentes por malos tratos y su situación administrativa en España es irregular

La agresión se desató en el interior de una vivienda ubicada en la calle San Rafael de Zaragoza.

La agresión se desató en el interior de una vivienda ubicada en la calle San Rafael de Zaragoza. / ÁNGEL DE CASTRO

La relación entre un dominicano –Francisco M. M., 1979– y una colombiana debería haber finalizado en el mismo momento en el que un juez acordó una orden de alejamiento de 200 metros por una agresión física del varón a su pareja en marzo de 2021. Nada más lejos de la realidad. Hace un par de semanas, la sala de emergencias del 091 recibía la llamada de esta misma mujer, que denunciaba haber sido golpeada por Francisco M. F., por lo que acabó detenido por la citada agresión y por el quebrantamiento de la medida de protección. Y, apenas ocho días más tarde, volvió a dormir en los calabozos de la comisaría de Delicias porque una dotación de la Brigada de Seguridad Ciudadana le reconoció a pie de calle mientras paseaba de la mano con esta mujer, incurriendo así en un segundo quebrantamiento de la orden de alejamiento.

Asistido por Carmen Sánchez Herrero, este dominicano de 44 años quedó en libertad en ambas ocasiones tras prestar declaración ante el juzgado y ya ha sido citado a declarar en juicio rápido como presunto autor de un delito de lesiones en el ámbito de la violencia de género y de dos delitos de quebrantamiento de condena.

Los hechos referidos se remontan al 18 de diciembre, cuando los agentes fueron comisionados hasta un domicilio del zaragozano barrio de Delicias por la agresión de este individuo a su pareja. Aunque la víctima se desdijo de sus palabras, su hijo de ocho años señaló que Francisco M. F. le había propinado un par de bofetadas y la madre le había respondido con otro golpe en la cabeza. Pero no fue el único capítulo que ambos protagonizaron en Navidad porque, el 26 de diciembre, una patrulla les reconocía paseando en la calle Terminillo.

La cara de Francisco M. F. no es desconocida para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado porque su currículum delictivo ya contabiliza ocho detenciones, entre ellas, por malos tratos, detención ilegal y amenazas. Su situación en territorio nacional es irregular y sobre él pesa una orden de expulsión por un tiempo de cinco años que emitió en 2017 la Subdelegación del Gobierno en Zaragoza. 

Suscríbete para seguir leyendo