SUCESOS EN ARAGÓN

Una riña en un bar de Escatrón le cuesta 34.000 euros a un vecino que agredió a otro

Acepta 18 meses de cárcel y no ingresará en prisión si paga la indemnización en un plazo de cinco años

El segundo de los implicados abonará una multa de 900 euros

Vista panorámica de la localidad zaragozana de Escatrón, donde tuvieron lugar los hechos.

Vista panorámica de la localidad zaragozana de Escatrón, donde tuvieron lugar los hechos. / MIGUEL ÁNGEL GRACIA

Los resultados de las riñas son muy diversos en función de la gravedad de las heridas y de las secuelas derivadas de los golpes que se propinan los protagonistas de estos episodios. En algunas ocasiones no se llegan a iniciar procedimientos judiciales pero, en otras muchas, las causas llegan a las mesas de los juzgados y finalizan con una sanción punitiva en forma de pena de cárcel y con dinero de por medio. Este ha sido el desenlace de una pelea que se desencadenó el 21 de febrero de 2019 en un bar de la localidad zaragozana de Escatrón y de la que el peor parado fue un vecino de 53 años al sufrir una fractura de mandíbula y una contusión en el ojo derecho. Ayer, el agresor –C. M. P. (España, 1979)– reconoció los hechos y aceptó una pena de un año y seis meses de cárcel como autor de un delito de lesiones, aunque no ingresará en prisión a cambio de indemnizar con 34.000 euros a la víctima en cinco años.

Estos fueron los términos del acuerdo suscrito entre el ministerio fiscal y la abogada del ahora condenado, la letrada Carmen Sánchez Herrero, y que también recoge una pena de multa para el segundo de los involucrados en esta pelea. Se trata de un vecino de Escatrón –F. M. R. T. (España, 1966)– que deberá pagar una multa de 900 euros a razón de cinco euros diarios durante seis meses. Ya ha resarcido al primero con 180 euros de indemnización. De ahí, la aplicación de la atenuante de reparación del daño para rebajar la pena de un año y seis meses de cárcel que inicialmente solicitaba el ministerio fiscal.

De acuerdo al escrito de acusación de la Fiscalía, los hechos referidos se remontan al mediodía del 21 de febrero de 2019, en torno a las 13.00 horas, cuando C. M. P. y F. M. R. T. se enzarzaron tras intercambiar unas palabras a las afueras de un establecimiento hostelero del municipio. La peor parte se la llevó el segundo de ellos según el informe del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Aragón (Imlcfa) al reflejar varias lesiones, entre ellas, una herida incisa en la cabeza, otra en la oreja, una fractura en la mandíbula y una contusión en el ojo derecho.

Inicialmente, el ministerio público solicitaba una pena de cinco años de cárcel para el ahora condenado, aunque ha visto considerablemente la pena con el reconocimiento de los hechos y la aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas porque han transcurrido cinco años desde que tuvieron lugar los hechos. A día de hoy tiene vigente un antecedente por conducción temeraria. La causa la ha dirigido el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Caspe. 

Suscríbete para seguir leyendo