SUCESOS EN ARAGÓN

Operación Molinos: Mariví Pinilla accede al tercer grado y sale de la cárcel de Zuera

La exalcaldesa de La Muela tendrá que acudir a dormir a diario al Centro de Inserción Social (CIS) Las Trece Rosas, en el zaragozano barrio de Torrero

La exalcaldesa de La Muela, Mariví Pinilla, el día en el que ingresó a la cárcel de Zuera el 31 de mayo de 2022.

La exalcaldesa de La Muela, Mariví Pinilla, el día en el que ingresó a la cárcel de Zuera el 31 de mayo de 2022. / JAIME GALINDO

La exalcaldesa de la localidad zaragozana de La Muela, Mariví Pinilla, abandonó ayer por la mañana la cárcel de Zuera, adonde ya no volverá en un principio una vez que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP) le ha concedido el beneficio del tercer grado. Según ha podido saber EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, la cabecilla de la Operación Molinos no regresará a Zuera e ingresará en el Centro de Inserción Social (CIS) Las Trece Rosas a lo largo de la próxima semana. Allí terminará por cumplir una condena de tres años de prisión como autora de un delito de cohecho pasivo al conmutar todas las penas inferiores a dos años de cárcel -98 meses- con el pago de varias multas que elevan el importe total hasta los casi 60.000 euros.

Pinilla ingresó en la cárcel de Zuera el 31 de mayo de 2022 y, desde entonces, ya suma 25 meses entre rejas después de que el Tribunal Supremo declarara firme la sentencia y rebajara la pena a once años y cuatro meses de cárcel tras la condena inicial de 16 años que firmó la Audiencia Provincial de Zaragoza. A partir de ahora solo tendrá que desplazarse hasta el centro ubicado en la calle Tomás Lerga Luna, en el zaragozano barrio de Torrero, para dormir. El beneficio penitenciario le ha sido concedido por varios motivos, entre ellos, por su buen comportamiento y el abono de parte de la responsabilidad civil.

La salida de Pinilla de la cárcel Zuera se remonta a mediados del pasado mes de abril cuando la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza estimó la solicitud formulada por su abogado, el penalista zaragozano Enrique Trebolle, para conmutar todas las penas inferiores a dos años de cárcel con el pago de 59.980 euros, el equivalente a dos cuotas diarias de diez euros para cada día de prisión. «Aun teniendo en cuenta la gravedad de los delitos cometidos, el dilatado lapso de tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos, junto con las afecciones graves de salud que viene padeciendo la penada y la reparación efectiva que se ha hecho del perjuicio producido, nos lleva considerar que la peligrosidad de la comisión de delitos ha quedado ya difuminada», aseveraron los magistrados para justificar la sustitución de las penas por las citadas multas. A ello se opuso el ministerio fiscal.

Quien liderara la mayor trama de corrupción urbanística en Aragón ve así conmutados 24 meses de cárcel por un delito de blanqueo de capitales, 22 meses por un delito continuado de malversación de caudales públicos, 18 meses por un delito de fraude a la Administración, 18 meses por un delito contra la Hacienda Pública y 16 meses por otro delito contra la Hacienda Pública.

Suscríbete para seguir leyendo