Tres miembros de una familia de Teruel han sufrido una intoxicación posiblemente debido al consumo de setas silvestres y por la que requirieron asistencia hospitalaria.

El brote afectó a tres miembros de cuatro, ya que el cuarto no las consumió, y presentaron vómitos, diarreas, sudoración y astenia cuatro horas después de haber consumido las setas, informa el Boletín Epidemiológico Semanal (Besa) correspondiente a la semana del 3 al 9 de mayo.

Los afectados sufrieron los síntomas hasta cinco días después de la ingesta.

Desde Salud Pública tratan de identificar la seta implicada -probablemente del género Clitocybe-, por lo que recomiendan no consumir este tipo de alimento si no hay completa seguridad de su no toxicidad.