La Plataforma No a las Guerras de Ejea y Pueblos ha celebrado este domingo a las 12.00 horas una concentración en la plaza de la Villa de la localidad zaragozana para reclamar el desmantelamiento del polígono de tiro en las Bardenas.

Según ha informado el colectivo en una nota de prensa, este año se cumple el septuagésimo aniversario de la instalación militar y la protesta también encontrará encaje en el municipio navarro de Tudela con otra concentración a la misma hora, convocada por la Asamblea Antipolígono en este caso.

La plataforma ha alegado que, durante los 70 años de vigencia de la instalación, "los aviones del Ejército español, luego también los de la OTAN, han ensayado la muerte y destrucción en las Bardenas".

Además, el colectivo denuncia que en este periodo han sido "numerosos los accidentes aéreos sufridos en sus inmediaciones, como fue la caída de dos -aviones- F-18 en el año 2000 a escasa distancia del casco urbano de Ejea".

"Las maniobras actuales suponen un riesgo para la población de nuestros pueblos ya que diariamente nos sobrevuelan aviones cargados con toneladas de armamento", han explicado desde la plataforma.

El colectivo ha recordado que desde hace 34 años se realiza una marcha hasta las puertas del polígono para pedir el desmantelamiento de la instalación militar, pero que este año no se celebrará a causa de la actual crisis sanitaria, como ya sucedió en 2020.

La concentración ha contado con el apoyo de CHA, que ha recordado que las Bardenas es un territorio "protegido legalmente con la figura del Parque Natural y declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco", como ha afirmado la secretaria general de la formación aragonesista, Isabel Lasobras.

La político aragonesista ha destacado que se trata del "mayor polígono de tiro y bombardeo de la OTAN en Europa", sobre el que se mantiene "un total oscurantismo sobre el tipo de munición que se está utilizando, así como sus posibles efectos secundarios" en el medio ambiente y los seres humanos.

"No queremos compensaciones económicas, queremos que se desmantele", ha advertido la secretaria de organización, quien ha lamentado que "esta instalación solo ha servido para poner en riesgo" los pueblos y sus habitantes "y para ensayar la guerra y la destrucción".