El Ayuntamiento de Huesca ha adjudicado a la empresa Imesapi S.A., por un importe de 120.585 euros (IVA incluido), los trabajos de rehabilitación del puente modernista de San Miguel, cuyo plazo de ejecución una vez firmado el contrato será de ocho semanas. Esta actuación de restauración cuenta con apoyo económico estatal a través del 1,5% cultural para la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico.

El puente, situado en el casco urbano de la capital altoaragonesa, se ubica sobre el río Isuela, en la salida de la ciudad por la carretera hacia Sabiñánigo. Se construyó en 1912 y fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2006.

La actuación consistirá en recuperar su esplendor con la sustitución de los refuerzos inferiores, de chapas de acero, que están parcialmente desprendidos. Está previsto que se cambien por bandas de fibra de carbono, sin que afecte a la particularidad y valor arquitectónico y patrimonial de este puente.

Asimismo, será necesario limpiar el hormigón y sanearlo en las zonas deterioradas, aplicar inhibidores de corrosión, reparar las fisuras localizadas, restaurar los elementos arquitectónicos, sellar y prolongar los elementos de drenaje.