El Ayuntamiento de Fraga ha iniciado los trabajos para la mejora y la adecuación en el tramo del río Cinca, a su paso por la localidad fragatina, en el que está situado el conocido como ‘canalet’ de piraguas. Para ello, la entidad municipal cuenta con el asesoramiento de uno de los responsables de la Federación Aragonesa de Piragüismo.

Está previsto que las obras finalicen a principios de la próxima semana, según indicaron desde el consistorio fragatino. Asimismo, el técnico deportivo que está asesorando lo hace con la finalidad de que la adecuación y la durabilidad de la obra tenga el mayor rendimiento y aprovechamiento posible, optimizando la práctica del piragüismo en el canal de la capital del Bajo Cinca.

La entidad municipal fragatina ha mantenido varias reuniones con el Club Caiac Bajo Cinca y con representantes de la federación para plantear diversas actuaciones de mejora en todo el entorno, ya que la práctica de este deporte contaba con una gran aceptación años atrás en toda la comarca, destacando algunas palistas como Carmen Costa o Julia Cuchí. Sin embargo, actualmente son pocos los practicantes de esta disciplina en la ciudad.

Desde el club fragatino agradecieron el apoyo del ayuntamiento y los trabajos que se están llevando a cabo, tanto en el canal como en el propio parque del río Cinca. Las acciones de limpieza y de mantenimiento se espera que puedan contribuir a recuperar la gran acogida que esta disciplina tuvo hace un tiempo en toda la zona.

Permiso de la CHE

Por su parte, el alcalde de Fraga, Santiago Burgos, manifestó que la intervención que se va a realizar son trabajos que se pueden acometer, ya que cuentan con autorización por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para gestionar el mantenimiento hasta octubre de este año.

Igualmente, el consistorio fragatino ya solicitó prorrogar el convenio a principios de junio, aunque todavía no hay ninguna resolución por parte del organismo de cuenca.

La idea del ayuntamiento es seguir ejecutando distintas mejoras que sirvan para promocionar la práctica del piragüismo en la ciudad. No obstante, el poco caudal que actualmente presenta el río Cinca preocupa a los palistas locales y se espera que esto no afecte al Descenso del Cinca, que se celebrará el próximo 21 de agosto, si no hay inconvenientes.

«Las pocas lluvias y las altas temperaturas están afectando considerablemente a toda la provincia y esto se está notando también en el cauce del río», lamentó Burgos.