Kiosco

El Periódico de Aragón

Yacimiento en Zaragoza

Hallan sacrificios rituales en una necrópolis infantil en Mallén

Encuentran un cráneo de gallina atravesado por una aguja de coser

La imagen del cráneo atravesado en el yacimiento de Mallén.

El Yacimiento del Convento en Mallén (Zaragoza) ha arrojado «un sorprendente hallazgo» de lo que «parecen enterramientos rituales en una necrópolis infantil», según el equipo arqueológico del proyecto Belsinon que es el encargado de desarrollar la excavación de este yacimiento.

El hallazgo de una gallina con el cráneo atravesado por una aguja de coser hace pensar a los responsables de la excavación en que puede tratarse de enterramientos rituales. «La gallina apareció en una pequeña fosa excavada en el suelo entre varios enterramientos infantiles y cerca de un cordero decapitado. El ave estaba colocada perfectamente después de haber sido sacrificada con una aguja de coser de bronce atravesándole el cráneo», relata Marta Gómara Miramón, arqueóloga y codirectora de las excavaciones.

Tras las primeras investigaciones en el laboratorio, Ángel Santos Horneros, arqueólogo y codirector del proyecto, relata que no han encontrado «nada similar en otros yacimientos conocidos», por lo que el descubrimiento del cráneo de gallinácea aparentemente sacrificado con una aguja de coser es único y su interpretación definitiva aún está abierta».

Segunda campaña

Esta es la segunda campaña del proyecto arqueológico Belsinon impulsado por el Ayuntamiento de Mallén (Zaragoza) en el ejercicio de 2021. En él, junto al equipo profesional de arqueología y restauración, han participado estudiantes de diversas universidades españolas, gracias al convenio que el Ayuntamiento de Mallén ha establecido con la UNED a través de su centro a asociado de Tudela. En total, ocho estudiantes han podido aprender las labores de investigación tanto en el campo como en el laboratorio y la metodología de consolidación de los restos muebles e inmuebles.

El resto de los hallazgos de la excavación están siendo también estudiados por el equipo profesional, entre los que se encuentran viviendas de época celtibérica y materiales como cerámicas bruñidas y a mano y cerámicas celtibéricas de la Edad del Hierro.

Pero los resultados de esta investigación no se quedan ahí y el yacimiento de Mallén ha arrojado otras evidencias también sorprendentes para el equipo. «Además del hallazgo del cráneo de gallinácea, hemos encontrado un horno excavado en el suelo, que se conoce comúnmente con el nombre de ‘horno polinesio’ que se utilizaría para la elaboración de alimentos, lo que resulta excepcional en casas celtibéricas de la Edad de Hierro de este tipo», concluye Óscar Bonilla Santander, arqueólogo y codirector del proyecto Belsinon.

Este yacimiento, señalaron fuentes de la UNED, tiene una cronología que va desde el siglo VII a.C. hasta el siglo XIX, momento de destrucción del convento franciscano y abandono definitivo del yacimiento.

Compartir el artículo

stats