POLÍTICA FISCAL EN TERUEL

La DPT adelanta a los municipios 24 millones de sus propios impuestos

La institución avanza las cuantías que después ingresará con el IBI y el IAE

La Diputación de Teruel gestiona el cobr de los tributos de los pueblos que no pueden encargarse de esta labor.

La Diputación de Teruel gestiona el cobr de los tributos de los pueblos que no pueden encargarse de esta labor. / EL PERIÓDICO

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La Diputación de Teruel (DPT) ya ha adelantado más de 24 millones de euros a los ayuntamientos a cuenta de los tributos locales que la institución provincial les recaudará en los tres primeros trimestres del año.

Para ello, utiliza el dinero inmovilizado en las cuentas bancarias a modo de préstamo con el objetivo principal de facilitar el funcionamiento diario de los ayuntamientos dotándoles de más liquidez, según ha informado la institución provincial en una nota de prensa.

«Antes el dinero se quedaba en las entidades bancarias, no se movilizaba y no servía para nada. Y este equipo de Gobierno ha demostrado con ello, una vez más, que sabemos gestionar y ayudar a nuestros municipios», destacó el presidente de la institución provincial, Manuel Rando.

Con el aumento de la liquidez, la DPT fomenta que los ayuntamientos pongan en marcha acciones que de otra manera serían más difíciles debido a las limitaciones de los cierres de ejercicio. El adelanto del dinero les permite disponer antes de cuantías a las que no podrían acceder sino hasta bien entrado el año, lo que después complica, por ejemplo, la ejecución de las partidas del presupuesto o la puesta en funcionamiento de algunas obras y servicios en los municipios de la provincia.

Esta fórmula de adelanto se puso en marcha hace cuatro años, a causa de la restricciones que imponía de la Ley de racionalización del gasto en los entes locales, conocida como Ley Montoro, y ha sido replicada después en otras administraciones provinciales.

Esas limitaciones impuestas en su momento por el Gobierno de Mariano Rajoy, que impedían que los ayuntamientos se endeudaran más, hacía además que los municipios no pudieran disponer libremente de sus remanentes, por lo que aunque no se gastara todo el dinero de un ejercicio para otro, los problemas de liquidez eran habituales en muchos pequeños municipios.

La cantidad adelantada ahora a los ayuntamientos por parte de la Diputación Provincial de Teruel asciende hasta los 24.049.082,40 euros este año y responde a una estimación de lo que se va a recaudar tanto con el Impuesto de Bienes Inmuebles Catastrales, rústico y urbano (el IBI), como con el Impuesto de Actividades Económicas, que son los dos tributos que la institución se encarga de cobrar a los vecinos de los municipios de Teruel a pesar de que las cuantías le corresponden a los ayuntamientos. No obstante, los pequeños pueblos no tienen capacidad para gestionar los cobros.

Una vez conocidas las cifras reales de ingresos tributarios a final de año se liquida la diferencia en un último pago por parte de la DPT a los ayuntamientos.