Ribagorza

El pleno de Benabarre no autoriza la construcción de un nuevo parque solar

Los vecinos de la localidad rechazan la nueva instalación por la proliferación en la zona

La empresa había solicitado la declaración de interés municipal

La localidad ribagorzana de Benabarre, en una imagen de archivo.  | TURISMO DE ARAGÓN

La localidad ribagorzana de Benabarre, en una imagen de archivo. | TURISMO DE ARAGÓN

Alberto Arilla

Alberto Arilla

Pequeña victoria de Benabarre frente a la intención de instalar varios equipos de placas solares en su término municipal. El pleno del ayuntamiento de la localidad ribagorzana aprobó el pasado jueves por mayoría rechazar la implantación de varios de estos parques fotovoltaicos relacionados con la línea de muy alta tensión (MAT) que se quiere poner en marcha en el municipio. En ese sentido, el consistorio no permitió que se considerase de interés público municipal el proyecto, ya que, según entiende, precisa de una autorización especial al tratarse de terreno agrario no urbanizable.

En concreto, se trata del parque fotovoltaico de la Muguera, con una potencia instalada que iba a ser de tan solo un megavatio, que iba a ocupar algo menos de tres hectáreas del término municipal de Benabarre. Pese a tratarse de una instalación pequeña, el sentimiento de buena parte de la zona es que este tipo de instalaciones están creciendo a mucha rapidez, de ahí su rechazo a la implantación de un nuevo parque fotovoltaico. En cualquier caso, en el documento de solicitud de la empresa (Atalaya Generación) consta un cronograma en el que se incluye un informe municipal de compatibilidad urbanística del parque y su infraestructura de evacuación, fechada a 31 de octubre, todavía con Alfredo Sancho al frente del ayuntamiento –dimitió poco después por incompatibilidades con su cargo en el Gobierno de España–.

Antes, el 4 de septiembre, la empresa obtuvo el permiso de acceso y conexión del parque en la línea de 25 kilovatios de Laguarres. Además, el Servicio Provincial de Huesca admitió a trámite en diciembre la autorización administrativa previa, y el Inaga inició en enero el expediente para emitir el informe de tendidos eléctricos y protección antifauna.

Antes del rechazo por parte del pleno de Benabarre, Atalaya Generación ofreció un extenso informe al consistorio en el que solicitaba la declaración de interés público o social, a nivel municipal, de la instalación fotovoltaica que quería sacar adelante. En el informe, entregado el pasado mes de abril, la firma energética defiende que la iniciativa que querían llevar a cabo «pone en valor el interés público o social de sus instalaciones y con base en los beneficios económicos, ambientales y sociales que generará a la población y en la zona». Así argumenta la declaración positiva que, sin embargo, los vecinos de la localidad ribagorzana rechazaron el pasado jueves en su pleno municipal.