Tributo a la historia

La Bolsa de Bielsa: Resistir es vencer

Unas sesenta personas recuerdan la heroicidad republicana en el Pirineo en el año 1938, una conmemoración que se produce en un momento en el que la ultraderecha gana terreno en España y en Francia.

Decenas de personas han subido desde el túnel de Bielsa hasta el Puerto Viejo. | S. H. A.

Decenas de personas han subido desde el túnel de Bielsa hasta el Puerto Viejo. | S. H. A.

Sergio Ruiz Antorán

Sergio Ruiz Antorán

Recordar los hechos históricos para que no vuelvan a suceder y rendir homenaje a todos aquellos que tuvieron que exiliarse en 1938 y lo hicieron de la mano de la 43ª división. Este es el objetivo de la jornada en recuerdo de La Bolsa de Bielsa, que se celebra este fin de semana.

En un ambiente festivo, alrededor de 60 personas han hecho este sábado el mismo recorrido que hace más de 80 años camino del exilio; desde el túnel de Bielsa hasta el Puerto Viejo, una caminata de alrededor de 4 kilómetros, con un desnivel de 600 metros. Pero ni siquiera la dificultad hizo mella en los participantes, muchos de ellos bandera en mano del Consello de Aragón, pero también hubo mucho emblema palestino, para reivindicar el fin del genocidio de Israel al pueblo palestino.

Entre los caminantes, personas de todas las edades, llegados desde Francia (miembros de asociaciones de familiares republicanos que se exiliaron en el país galo), y también de colectivos y personas particulares de Huesca, Zaragoza, Madrid y otros puntos de España.

Una vez en el puerto, se recordó a las 5.000 personas que pasaron por este lugar en la primavera de 1938 y a la 43, la división que aguantó en la bolsa de Bielsa y facilitó a todos ellos poder pasar a Francia por los Pirineos. Hubo recuerdos y también música, interpretada a cargo del coro libertario de la República Independiente de Torrero. Sonó Bajo dos tricolores, que recuerda este hecho histórico; y también Aqueras montañas, de Biella Nuei y José Antonio Labordeta, esta a cargo de un chaval que subió al Puerto Viejo con su gaita de boto. Ya de vuelta a Saravillo, Ambar Jane Sewel y José Ramón Oliva impartieron una charla sobre las colectividades en el Sobrarbe.

Dos participantes en el homenaje portan una bandera republicana del Concello de Aragón.

Dos participantes en el homenaje portan una bandera republicana del Concello de Aragón. / S. R. A.

Este emotivo acto se enmarca dentro de las actividades organizadas este fin de semana. El viernes también hubo caminata, en esta ocasión, desde Saravillo a La Afortunada pasando por Badaín, en recuerdo de la entrada de los maquis en 1944. Además hubo una parada en este último lugar, donde hay un cementerio de maquis. Ya por la noche, se proyectó un documental de Eugenio Monesma sobre la invasión de los guerrilleros comunistas en el valle durante ese mismo año.

Hoy continúa el encuentro, con la proyección del documental Las cerezas del exilio y, sobre todo, con el testimonio de Rene Kleiran, nieto de Leopoldo Ramírez Giménez, jefe de Estado Mayor de la 43, que hablará sobre su abuelo. La apertura del Museo de Bielsa y el homenaje en el Monolito servirá para cerrar el programa.