El Ballet Carmen Roche estrena para su nueva temporada el espectáculo infantil de danza-teatro Cenicienta. Estreno que se producirá el 27 de diciembre en el Teatro Principal de Zaragoza, a la vez que prosigue gira con el montaje Desde Otello, que llevará a León el próximo 25 de noviembre.

Cenicienta, la novedad de la nueva temporada, pretende "tratar al niño de forma inteligente", explicó ayer Carmen Roche, directora de la compañía del mismo nombre durante la presentación de la misma. Para ello, han optado "por una Cenicienta valiente, resuelta y moderna, que sabe salir de situaciones difíciles", con una capacidad de decisión que terminará por enamorar al príncipe. De la adaptación y puesta en escena se ha encargado Olga Margallo: "Lo primero que hice fue preguntar a mi hija y sus amigos, y todos coincidieron en que es un personaje pasadito y un poco ñoño", recordó Margallo. Por ello, han revisado la Cenicienta de Perrault para convertirla en alguien que "no acepta las cosas como vienen dadas".

En el espectáculo, niños de entre 3 y 7 años ejercen de narradores e "incluso de directores de cásting que transforman el cuento". Por su parte, Tony Fabre, bailarín, coreógrafo y director adjunto de la Compañía Nacional de Danza, dirigida por Nacho Duato, ha diseñado una coreografía cuya "base es el ballet clásico, pero como lo bueno de un bailarín clásico es que puede hacer todo tipo de danza".