La actriz Marisa Paredes, el director Álex de la Iglesia y el productor Enrique González Macho han reclamado que la UE defienda el cine europeo frente a la industria estadounidense.