El cantante Marc Anthony, conocido mundialmente como el Rey de la Salsa, contagió su ritmo al público que abarrotó el Palacio de los Deportes de Madrid y que salió convencido de que el concierto ´valió la pena´, título de una de las canciones del artista que más revolucionó a los presentes.