Los ataques contra el actor y dramaturgo Pepe Rubianes se repitieron ayer en La Llagosta (Barcelona). En el Centro Cultural de la localidad, donde se representó con gran éxito ´Lorca eran todos´, amaneció con pintadas, en catalán y en castellano, y las cerraduras bloqueadas para impedir la representación de la obra.