El director de orquesta Daniel Barenboim, que actuará mañana en la sala Mozart de Zaragoza (20.15 horas), abre esta noche en Barcelona la gira española de la Staatskapelle de Berlín, una de las formaciones más antiguas. Aunque esta noche interpretarán la Sinfonía núm. 9, de Gustav Mahler (1860 -1911), mañana los zaragozanos disfrutarán de la Sinfonía núm. 7, también de Mahler. Un compositor especial para esta formación. "La Staatskapelle fue la primera en grabar una sinfonía completa de Mahler en 1928. Después durante el nazismo no se pudo interpretar sus obras, algo que se recuperó tras la segunda guerra mundial. La orquesta conserva la tradición de Mahler", recordó el maestro en Barcelona.

Lamentó que demasiado a menudo se hable de Mahler en términos no musicales. "La música solo se experimenta con el sonido. Su contenido no puede articularse con palabras de lo contrario, en lugar de un concierto, ofrecería una charla sobre la Novena", bromeó.

El director, que grabará el 15 de noviembre esta misma obra, ofrecerá la integral de las sinfonías de Mahler en Berlín en primavera, alternándose en el podio con Boulez. Le preocupa que en los auditorios la juventud no llene las butacas, un síntoma claro, según él, de una grave enfermedad: la falta de educación musical. "La música es un arma de filo porque nos hace olvidar de los problemas del mundo pero también nos da herramientas para que nos entendamos a nosotros mismos", señaló preocupado por la pérdida de la experiencia humanística que supone su ausencia de la asignatura de música. "Debería poder aprenderse igual que la biología o la química", añadió convencido de que si no hay "un cambio radical" y "voluntad política" para llevarlo a cabo la música se convertirá en elitista.

Barenboim intenta combatirlo transmitiendo sus ideas a las nuevas generaciones de músicos en Andalucía, en la Academia de Estudios Orquestales de la Fundación Barenboim-Said. Ayer alguien preguntó por las críticas recibidas por el alto coste de sus enseñanzas. Barenboim no quiso entrar en polémica y avanzó que en mayo, la Academia presentará su propia orquesta. "La Orquesta del Diván, el programa educacional y los cursos en la Academia son un trabajo a largo plazo", sentenció. Pronto se reunirán de nuevo, este invierno y de forma excepcional, para actuar en Nueva York. Ofrecerán un concierto de despedida de Kofi Annan en la ONU.