El cineasta dijo ayer que Hollywood no es para él una "tentación" y que tampoco pretende hacer cine "con un gran presupuesto y muchas estrellas", sino rodar películas en estado puro con la "misma pasión" que la primera vez. "Mis filmes de ahora siguen siendo igual de personales" que sus primeras obras. Almodóvar añadió que estos días es "monárquico" y el resto del año "juancarlista". "Cuando digo que creo en la monarquía es porque creo en el sistema democrático".

Además, el director afirmó: "Creo que he llegado al techo de los reconocimientos a los que puedo aspirar y mi ambición y mi miedo sigue siendo el mismo: que no llegue un día en que no sienta la misma pasión por hacer películas", subrayó. "Empecé haciendo cine absolutamente a base de pasión, así he seguido haciéndolo y esa es mi ambición".